Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres centros africanos acogerán los primeros ensayos contra el ébola

Médicos sin Fronteras anuncia que los test arrancarán en diciembre en sus centros

Voluntarios de Médicos sin Fronteras se entrenan en un almacén de Ámsterdam antes de ir a Liberia a tratar a enfermos de ébola.
Voluntarios de Médicos sin Fronteras se entrenan en un almacén de Ámsterdam antes de ir a Liberia a tratar a enfermos de ébola. AFP

La organización internacional Médicos sin Fronteras (MSF) ha anunciado este jueves que tres de sus centros hospitalarios en África occidental acogerán en diciembre los tres primeros ensayos clínicos de tratamientos contra el virus del ébola. Dos de estos centros están en Guinea Conakry. El tercero está aún por determinar pero podría ser uno de los hospitales en Liberia o Sierra Leona. El brote se ha cobrado ya más de 5.000 vidas.

Los test experimentales se realizarán a cientos de pacientes previo consentimiento y probarán por separado la eficacia de los fármacos brincidofovir (de la firma farmacéutica estadounidense Chimerix) y favipiravir (de la japonesa Fujifilm), y evaluarán los beneficios de tratar a los pacientes infectados con plasma sanguíneo de supervivientes del virus.

En el caso de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería española que ha superado el ébola, se probaron tanto el favipiravir como el plasma de una superviviente, pero los propios médicos del Hospital Carlos III de Madrid admitieron que no sabían qué tratamiento había curado finalmente a la paciente. Entre otros motivos, no era posible evaluar el efecto de los fármacos porque no había grupo de control con el que comparar, destacaron los especialistas.

Los ensayos clínicos anunciados por MSF intentarán determinar la eficacia de los tratamientos en centenares de pacientes que acepten probar los medicamentos, pero no se usarán grupos con placebo. En un comunicado, la ONG explica que espera que los primeros resultados estén disponibles en febrero de 2015.

Los investigadores supervisarán a los pacientes y recopilarán datos sobre porcentajes de supervivencia y otros efectos de la enfermedad. Las pruebas podrían terminar antes de lo previsto si alguno de los medicamentos da un resultado claramente positivo o tiene efectos perjudiciales, avisa Médicos sin Fronteras. Además, en los próximos meses se evaluará si se pueden incorporar nuevos medicamentos a las pruebas.

El Instituto holandés de Medicina Tropical y el Instituto Nacional francés de Salud e Investigación Médica liderarán los ensayos clínicos en Guinea. La Universidad británica de Oxford estará a cargo de las pruebas en el tercer centro de MSF, aún por determinar. Tanto la OMS como las autoridades sanitarias de los países involucrados colaboran en los ensayos, según la ONG.

Annick Antierens, doctora que coordina las alianzas en materia de investigación de MSF, ha destacado la importancia de las pruebas y de la colaboración entre diferentes países y equipos de especialistas porque representan "una esperanza para que los pacientes tengan finalmente un tratamiento" para combatir una infección con una mortalidad de entre el 50 y el 80%.

MSF subraya que intentará que las pruebas no causen molestias a los pacientes y que el objetivo es conseguir datos científicos para combatir el virus. La organización también pide a las farmacéuticas  que aumenten la producción de medicamentos para intentar evitar que exista un vacío entre el final de las pruebas y la introducción a gran escala de los remedios que demuestren su eficacia contra la infección.

"Tenemos que tener en mente que no hay garantía de que estas terapias sean la cura milagrosa", ha advertido Antierens. "Pero debemos hacer todo lo que podemos para evaluar los productos disponibles para incrementar las posibilidad de encontrar un tratamiento eficaz", ha añadido.

El brote de ébola en África Occidental ha infectado a más de 13.000 personas y ha acabado con la vida de más de 5.000 personas, en su mayoría en Guinea, Sierra Leona y Liberia, según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más información