Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE obligará a los pasajeros que vengan de África a estar localizados

Francia inicia el sábado controles de ébola en un aeropuerto de París

Reino Unido ya aplica medidas y República Checa lo hará la semana que viene

Una pasajera en el aeropuerto de Heathrow en Londres. Reuters-Live

Europa se comprometió este jueves a reforzar la información que exige —y también la que proporciona— a los viajeros provenientes de los países más castigados por el ébola. Los ministros europeos de Sanidad acordaron compartir los datos de pasajeros aéreos que hayan podido estar expuestos al virus y exigirles que estén localizables por si desarrollasen síntomas o hubiera que comunicarles que algún otro pasajero los ha manifestado. Pese a esos avances, los 28 países no lograron pactar la medida estrella para la que habían sido convocados: los controles de temperatura a la llegada a territorio comunitario.

Los titulares de Sanidad oyeron, nada más llegar a la reunión, un firme alegato del comisario de Salud, Tonio Borg, para adoptar esos chequeos de temperatura. “Cada persona con el virus que detectemos en un control de entrada es una vida salvada. [...]Eso justifica considerar los controles de entrada. Yo veo un valor añadido”, argumentó Borg. A falta de un acuerdo común, Francia anunció que los implantaría el mismo sábado en el aeropuerto de París-Charles de Gaulle, según había anunciado previamente la ministra Marisol Touraine.

El paso adelante de París permite seguir el rastro de una parte de los vuelos directos entre la UE y los tres países con mayor incidencia de ébola. En la actualidad hay 11 vuelos semanales entre los dos territorios, que mueven hasta 2.600 pasajeros, según datos de la Comisión Europea. A partir de ahora habrá chequeos en las conexiones con Guinea, pero las de Liberia y Sierra Leona, que realiza Brussels Airlines con Bruselas, no se someterán al mismo patrón, pues Bélgica no ha anunciado una medida similar.

Pobre apoyo a fondo de la ONU

El fondo fiduciario de la ONU para combatir el ébola en África solo ha recibido un depósito de 100.000 dólares (algo más de 78.000 euros) —de parte de Colombia— de los 1.000 millones (unos 781 millones de euros) que se necesitan para atender las necesidades más urgentes de la zona.

La ONU creó el Fondo Fiduciario Múltiple para aceptar las donaciones después de que una oficina de este organismo hiciera un llamamiento, el pasado 16 de septiembre, para conseguir 988 millones de dólares (alrededor de 771 millones de euros) para tratar el virus durante los próximos seis meses.

Erin Hohlfelder, directora de la política de sanidad global para la campaña internacional, ha calificado la respuesta al llamamiento de la ONU como "bastante decepcionante". 

Otros países sin conexiones directas examinarán a los pasajeros que puedan haber llegado indirectamente de esos países africanos o haber estado expuestos de alguna manera al virus. Además de Reino Unido, que ya los aplica, la República Checa anunció este jueves también su intención de implantarlos en Praga. Fuera de Europa, Estados Unidos y Canadá también lo hacen.

A falta de tomar la temperatura a la llegada, los países decidieron, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud, mejorar la calidad de las pruebas que ya se realizan a la salida de los vuelos desde Sierra Leona, Liberia y Guinea.

“Lo importante es contar con protocolos comunes para tener datos de los viajeros, de forma que podamos hacer un seguimiento territorial en los 21 días posteriores al viaje [el máximo periodo de incubación]”, explicó la ministra española de Sanidad, Ana Mato, al término del encuentro. España defendió esa necesidad de compartir datos y localizar a los viajeros africanos, pero no hubo ningún acuerdo formal que permita considerar esa intención como adoptada. También la ministra italiana, Beatrice Lorenzin, citó esas bases de datos como “la mejor manera de seguir los movimientos de los pasajeros”.

Además de debatir medidas de prevención, Mato informó a sus colegas de la evolución de la auxiliar contagiada, Teresa Romero. Alemania pidió detalles del caso y Mato explicó los protocolos aplicados, aunque aclaró que aún no ha concluido la investigación que permitirá aclarar el motivo del contagio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información