Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama dice que el opositor venezolano Leopoldo López “merece ser libre”

El presidente estadounidense critica la “creciente represión” de la sociedad civil

Obama habla durante un evento de la Iniciativa 'Global Clinton' este martes.
Obama habla durante un evento de la Iniciativa 'Global Clinton' este martes. EFE

De no haber sido por los hombres y mujeres “comunes y corrientes” que en su momento trabajaron para abolir la esclavitud en Estados Unidos y más tarde a favor de los derechos civiles, el país no tendría hoy un presidente negro. Quien lo recordó fue el propio Barack Obama este martes en Nueva York, en un acto sobre la importancia de la sociedad civil celebrado en los márgenes de la Asamblea General de Naciones Unidas en el que acusó a países como Rusia o Venezuela de estar “vilipendiando” y reprimiendo cada vez más a un colectivo “esencial” para el buen funcionamiento de una democracia.

“Es precisamente porque los ciudadanos y la sociedad civil pueden ser tan poderosos que cada vez más gobiernos están haciendo todo lo que pueden para silenciarlos”, afirmó Obama en un foro de la Clinton Global Initiative en el que calificó el apoyo de su país a estos grupos como una “cuestión de seguridad nacional”.

“Desde Rusia a China o Venezuela, se ve una represión implacable, se denigra el disenso legítimo como algo subversivo”, denunció el presidente estadounidense, que también señaló la creciente “intimidación pública” de la sociedad civil en Hungría o Egipto.

En su discurso, Obama rindió homenaje a los activistas que han pagado con sus vidas su defensa de una sociedad civil más fuerte y abierta en países como Rusia, Libia o Camerún. Y también hizo un fuerte llamamiento a la liberación de otros activistas encarcelados como el líder opositor venezolano. “Nos solidarizamos con los que están detenidos en estos mismos momentos. En Venezuela, Leopoldo López, en Burundi, Pierre-Claver Mbonimpa, En Egipto Ahmed Maher, en China, Liu Xiabo y ahora Ilham Tohti, en Vietnam el padre Ly. Y tantos otros”, enumeró Obama.

Todos ellos “merecen ser libres. Deberían ser puestos en libertad”, sostuvo el mandatario, cuyo gobierno, pese a haber criticado en reiteradas ocasiones la situación de las libertades en Venezuela, se ha negado hasta ahora a ceder a las fuertes presiones del Congreso para que imponga sanciones duras a los dirigentes del país sudamericano, limitándose hasta la fecha a revocar o denegar visados a un “grupo” de altos funcionarios venezolanos.  

Obama coincide estos días en Nueva York con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien el miércoles pronunciará su primer discurso como mandatario ante la Asamblea General de la ONU. Unas palabras que su par estadounidense probablemente se perderá, puesto que a esas horas Obama estará presidiendo una reunión sobre combatientes extranjeros en el Consejo de Seguridad —al que Venezuela espera entrar el año próximo— y, más tarde, atenderá la asamblea anual de la Alianza de los Gobiernos Abiertos con el mexicano Enrique Peña Nieto.

Más información