Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU impone nuevas sanciones a Irán

Washington afirma que continúan las conversaciones sobre los proyectos atómicos de Teherán

El Departamento del Tesoro en Washington.
El Departamento del Tesoro en Washington. AFP

Estados Unidos ha anunciado este viernes una nueva batería de sanciones contra Irán, pese a lo cual ha hecho hincapié en que piensa seguir las negociaciones para buscar una solución duradera a la disputa nuclear que Teherán mantiene con la comunidad internacional.

Los afectados son más de 25 entidades e individuos sospechosos de “expandir el programa iraní de proliferación nuclear, apoyar terrorismo en la región o ayudar a Irán a evadir las sanciones estadounidenses e internacionales”, dijo el Departamento del Tesoro, que prohíbe a ciudadanos o empresas estadounidenses realizar cualquier tipo de transacción con los sancionados, a los que además congela cualquier activo en territorio norteamericano. Asimismo, cualquier extranjero que haga caso omiso de estas sanciones podría a su vez ser objeto de las acciones punitivas de EE UU.

Entre los sancionados hay bancos, aerolíneas y compañías navieras. De forma paralela, el Departamento de Estado anunció también sanciones contra varias empresas acusadas de “participar o intentar participar en actividades que contribuyeron a la proliferación de armas de destrucción masiva o a su entrega”. Se trata de firmas con base en Irán que según las autoridades estadounidenses “participaron en los esfuerzos para apoyar el desarrollo de armas nucleares o de elementos del programa iraní que podrían ser usados para producir armas nucleares”.

Pese a la imposición de las nuevas sanciones y la continuación de las ya implementadas, “EE UU sigue comprometido a trabajar con nuestros aliados en las negociaciones (Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) para lograr una solución a largo plazo e integral que proporcione la confianza en que el programa nuclear iraní es exclusivamente pacífico”, subrayó la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, en un comunicado.

“Nuestras acciones de hoy y las realizadas desde el comienzo de las conversaciones son congruentes con nuestros compromisos bajo el Plan de Acción Conjunto, que proporcionó el alivio limitado de ciertas sanciones a cambio de pasos de Irán que sirvieron para detener su programa nuclear y reducirlo en partes clave”, según Hayden.

Las nuevas sanciones se conocen un mes después de que las partes negociadoras acordaran prolongar hasta noviembre las conversaciones en busca de esa solución duradera al programa nuclear iraní, en vista que los primeros seis meses de conversaciones no bastaron para lograr el objetivo declarado.

Según fuentes del gobierno estadounidense que discutieron bajo condición de anonimato con la prensa las nuevas sanciones ahora anunciadas, éstas deben servir para “mantener la presión” sobre Teherán, “garantizando que la arquitectura de sanciones que sigue en vigor (pese a las negociaciones) es aplicada”.