Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN SIRIA

La ONU se ve forzada a reducir en un 20% las raciones de los sirios

La falta de fondos y de donaciones internacionales son el principal motivo de los recortes

Naciones Unidas alerta de una sequía que desembocará en la forzosa importación de alimentos

Continúan los combates en Siria. Reuters Live!

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha reducido en un 20% las cesta de comida que entrega a cada familia siria por "falta de donaciones internacionales". La organización multilateral, además, dio el miércoles la voz de alarma y anunció una “inminente” sequía en la provincia de Alepo, al noreste del país, que amenaza con abocar a “millones de ciudadanos a una situación de inseguridad alimentaria”, según explicó Elizabeth Byrs, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

La situación financiera para intentar apoyar a las víctimas de la guerra civil se tambalea. Los países que participaron en la conferencia de donantes del pasado enero en Kuwait prometieron 1.660 millones de euros a las agencias de ayuda humanitaria que operan en Siria. Pero hasta ahora, solo 794 millones han llegado a la zona, según la ONU. Este desfase significa que la ración de una familia de cinco personas —con arroz, aceite de girasol, harina, sal, azúcar, trigo y pasta— tuvo que reducirse en marzo —aunque se hizo público el pasado martes— para llegar a más familias. Aun así, el PMA abasteció el mes pasado a más de 4,1 millones de sirios (de los más de seis millones necesitados) que estaban hambrientos, según Amir Abdulla, director adjunto del Programa de Alimentos. Tres años de guerra y la crisis humanitaria se intensifica. La portavoz reclama a los Estados miembros 866 millones de euros para cubrir las necesidades de este año: “Son necesarios 41 millones a la semana”.

Byrs destaco también la amenaza de la sequía: “Estamos preocupados porque la población, además de soportar las consecuencias del conflicto, se enfrenta a la peor sequía desde 2008”. “Las regiones más afectadas serán las que producen el 50% de los cereales”, explicó la portavoz del PMA. A eso, añadió, se suma el riesgo que implica desde el inicio de los combates trabajar en el campo y la destrucción de muchos canales de irrigación, tuberías de agua y tractores. “Este año, la cosecha será de 1,7 millones de toneladas a 2 millones de toneladas de cereales mientras que en 2013 fue de 5 millones”, detalló Byrs al teléfono.

El reparto de comida a los desplazados sirios es todavía un gran desafío. El pasado martes, y por primera vez desde junio pasado, la Media Luna Roja y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) consiguieron distribuir alimentos a las zonas rebeldes de Alepo, donde se registra una de las crisis humanitarias más graves. Según informó Jaled Erksussi, encargado de la misión, a la agencia France Presse, el convoy entró por el único cruce que queda abierto entre las zonas controladas por las fuerzas del régimen de Bachar el Asad (al oeste) y las controladas por los insurgentes (al este). Según la ONU, fueron necesarios dos camiones, 75 trabajadores y 270 viajes para distribuir la ayuda humanitaria a la población de Alepo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >