Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indignación con el ministro de Hacienda alemán por comparar a Putin con Hitler

Los socios de Gobierno y hasta la propia canciller se distancian de Wolfgang Schaüble por hacer un símil entre los argumentos de Rusia para anexionarse Ucrania y los de Alemania en los Sudetes

Merkel conversa con Schäuble.
Merkel conversa con Schäuble. EFE

Las comparaciones con Hitler las carga el diablo. Lo ha podido comprobar el ministro de Hacienda alemán, Wolfgang Schäuble, que en un acto con estudiantes trazó este lunes un paralelismo entre la ocupación de los Sudetes por parte del dictador nazi con la conversión de Crimea en parte de la Federación Rusa. Los argumentos del presidente Vladímir Putin para arrancar a Ucrania la península recuerdan a Schäuble a los empleados por los nazis en 1938. “Dijeron que debían proteger a la población alemana de la zona”, aseguró el político democristiano. A las pocas horas, todo el arco político alemán había desautorizado al poderoso ministro.

La propia jefa de Schäuble, la canciller Angela Merkel, se distanció de sus palabras. “Considero la anexión de Crimea como un acto único. Se trata de una clara violación del derecho internacional. Eso es lo que cuenta”, aseguró. Más directo fue el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, que se sienta en el mismo Gobierno que Schäuble. ¿Sirve de ayuda la comparación de Putin con Hitler?, le preguntó un periodista de la cadena pública ZDF. El ministro fue escueto. “No”, respondió.

El político dijo que los nazis en 1938 “dijeron que debían proteger a la población alemana de la zona”

Lo que entre sus compañeros de Gobierno fue un distanciamiento se convirtió en dura crítica por parte de los partidos de la oposición. La situación en Crimea es tan clara, que estas declaraciones “no hacen ninguna falta”, aseguró el copresidente de Los Verdes, Cem Özdemir. “La equiparación de la política del autócrata Putin con la asesino en masa Hitler supone una nivelación inaceptable de los delitos del régimen nazi”, aseguró a la versión on-line del diario Handelsblatt, Stefan Liebich, responsable de política exterior del partido de izquierdas Die Linke.

La de Schäuble no se trata de la primera mención a Hitler que se ha hecho en Alemania tras la crisis de Crimea. El ex canciller Helmut Schmidt, convertido en defensor de Putin en Occidente, recordó a los nazis en una intervención televisiva del pasado mes de febrero cuando el presentador le preguntó por qué no le gustaba el discurso del presidente de EE UU, Barack Obama. “No tengo nada en contra. Pero yo he visto cómo líderes carismáticos causaron más daño del que ellos imaginaban. Adolf Hitler era un líder carismático”, aseguró el ahora editor del semanario Die Zeit, de 95 años. Sus palabras no generaron demasiada polémica en Alemania. .

El antiguo líder socialdemócrata, retirado de la política activa desde que perdiera el poder en 1982, declaró hace poco que las acciones contra Rusia son una “tontería” que perjudicarían tanto a Rusia como a Occidente y consideró “comprensible” la actitud de Putin. Los también ex cancilleres Gerhard Schröder (socialdemócrata) y Helmut Kohl (democristiano) también han acusado a Occidente de “falta de sensibilidad” hacia Rusia.