Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de coalición de Dinamarca se rompe por la venta parcial de una eléctrica

La compra del 19% de Dong Energy por Goldman Sachs desata una crisis política en el Ejecutivo de Copenhague

La presidenta del PSP danés, Annette Vilhelmsen, anuncia la salida de su partido del Gobierno. Ampliar foto
La presidenta del PSP danés, Annette Vilhelmsen, anuncia la salida de su partido del Gobierno. EFE

La coalición de Gobierno en Dinamarca, liderada por la primera ministra, Helle Thorning-Schmidt, se ha visto sacudida por el anuncio del Partido Socialista Popular (SF), socio minoritario en el tripartito, de abandonar el Ejecutivo por su desacuerdo con la venta de un 18% de la compañía eléctrica pública Dong Energy al banco de inversión estadounidense Goldman Sachs. La Comisión de Finanzas del Parlamento danés ratificó este jueves la propuesta del Gobierno de centroizquierda con una clara mayoría, gracias al apoyo de la oposición de derecha.

"Han sido 24 horas dramáticas. Debo admitir que ha habido desacuerdos en el seno del partido a nivel nacional y en el grupo parlamentario", declaró la líder de SF,  Annette Vilhelmsen, quien el miércoles anunció su dimisión, así como la decisión de su partido de abandonar la coalición de Gobierno. 

La operación implica una ampliación de capital que suscribirán un fondo de Goldman Sachs y dos fondos de pensiones daneses, que rebajará la participación del Estado en la eléctrica del 81% al 60% de las acciones.  Goldman controlará el 19%, el fondo de pensiones ATP un 5% y PFA otro 2%. El banco de inversión abonará unos 8.000 millones de coronas danesas (1.071 millones de euros) por su participación en Dong, cuyas pérdidas netas en 2012 ascendieron a 4.021 millones de coronas danesas.

Los contrarios a la privatización de la eléctrica critican que Goldman realice su inversión a través de paraísos fiscales y que las condiciones del acuerdo den derecho de veto al banco sobre determinados asuntos. Unas 5.000 personas se concentraron el miércoles por la tarde frente al Parlamento para protestar contra la entrada de Goldman Sachs, varios miles más han firmado una carta de protesta y, según un sondeo del diario conservador Jyllands-Posten, dos tercios de la población se oponen al acuerdo.

La marcha del SF de la coalición de Gobierno no implica la caída del Ejecutivo liderado por Thorning-Schmidt, que deberá ahora cubrir las vacantes en su equipo, ya que representantes de este partido ocupaban seis carteras ministeriales de las 19 existentes: Hacienda, Exteriores, Transportes, Sanidad, Clima, así como Asuntos sociales e integración infantil.

Thorning-Schmidt lamentó la salida de SF del Gobierno y resaltó que no cambiará su política y rechazó convocar elecciones anticipadas porque cuenta con el respaldo de la mayoría parlamentaria. La coalición de gobierno la integran ahora dos partidos: los socialdemócratas de la primera ministra, Helle Thorning-Schmidt, y el Partido Radical Liberal. Entre ambos suman ahora solo 61 escaños en un parlamento de 179.

La primera ministra danesa dijo que presentará "tan pronto como sea posible" el nuevo gobierno con los ministros que ocuparán las seis carteras vacantes, entre ellas las de Exteriores, Sanidad y Medio Ambiente.

El pasado mes de octubre se dio a conocer esta inversión de 8.000 millones de coronas danesas (904 millones de euros) por parte de una serie de fondos encabezados por Goldman Sachs que rebajaría la participación del Estado al 60% de Dong.