Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduro adelanta las vacaciones escolares para celebrar su triunfo electoral

El presidente venezolano ha adelantado el inicio del descanso escolar como agradecimiento al pueblo

Nicolás Maduro durante un discurso este viernes
Nicolás Maduro durante un discurso este viernes AFP

Los estudiantes de educación primaria, secundaria y universitaria en Venezuela se encontraron este viernes con que sus vacaciones de Navidad habían iniciado abruptamente, una semana antes de lo esperado: la noche anterior, y desdiciendo a su propia ministra de Educación, el presidente Nicolás Maduro las había decretado.

Maduro, quien desde mediados de noviembre se ha mostrado ansioso por invocar un ambiente de pascuas que opaque los malestares producidos por el desabastecimiento y la inflación entre los ciudadanos, justificó su medida como una retribución a los resultados de las elecciones municipales del pasado domingo, unos resultados mixtos que el presidente venezolano se ha esmerado en presentar como una victoria clamorosa del chavismo.

"Dado que el pueblo de Venezuela regaló paz a la patria, vamos a entrarle con todo a las navidades", fue su mandato, aplaudido por las cientos de personas reunidas para oírlo en un recinto público de Maracay, capital del estado de Aragua (centro de Venezuela, a 100 kilómetros al oeste de Caracas).

"Dado que el pueblo de Venezuela regaló paz a la patria, vamos a entrarle con todo a las navidades"

El acto, transmitido por cadena nacional de radio y televisión a todo el país, sirvió para que el sucesor de Chávez al mando de la autodenominada revolución bolivariana se reuniera con sus copartidarios que fueron elegidos alcaldes en los 15 de los 18 municipios de esa provincia. Maduro reiteró su crítica al liderazgo opositor que, según sus palabras, después de haber buscado convertir esos comicios locales en un plebiscito sobre la gestión presidencial, habría sido derrotado. “Cometieron un error grave, al tratar de convertir unas elecciones locales en un plebiscito, que viene de la palabra ‘plebe’ y era utilizado en el antiguo imperio romano para determinar algunos asuntos importantes”, aleccionó el mandatario a sus rivales, “pero, está bien, si vamos a decir que fue un plebiscito, yo lo gané”.

Maduro volvió a bosquejar lo que habría significado, de acuerdo a su perspectiva, una victoria opositora en los comicios del domingo. “El ‘caprichito’ había dicho que yo salía de la presidencia el 9 de diciembre”, dijo, en alusión al líder opositor y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski. Hizo proyectar un vídeo de cinco minutos titulado El capricho del 8D, donde se citan algunas declaraciones de voceros de oposición previas a las elecciones, a las que se daba carácter de hito decisivo para el debilitamiento del gobierno. Agradeció al electorado que, con su voto, haya neutralizado las aspiraciones opositores y evitado un presunto período de violencia. “Este fue un voto por la paz, sin lugar a dudas.”, dijo.

En horas de la mañana del viernes un decreto presidencial vino a corroborar la proclama nocturna de Maduro. En el documento, el primer mandatario venezolano exhorta a sus compatriotas a usar este “corto vacacional” para reencontrarse “en el amor, la paz y el cariño que inspira el legado heredado de Bolívar y Chávez”.

El período vacacional se extenderá así desde este 13 de diciembre al 6 de enero, casi un mes de inactividad que tal vez los alumnos y sus familias agradezcan, pero que no queda claro cómo contribuirá a la prosperidad de una nación atascada en una crisis económica que incluye la más alta tasa de inflación del hemisferio occidental y una carestía ya crónica. Las voces críticas al receso decretado por el gobierno hacen notar que, apenas 24 horas antes, la propia ministra de Educación del gabinete de Maduro, Maryann Hanson, había ratificado que luego de la pausa electoral –los planteles educativos suelen servir en Venezuela como centros de votación-, las clases se reanudarían hasta el 20 de diciembre.