El chef Gastón Acurio deshoja margaritas

El impulsor de la gastronomía peruana se retracta en Twitter sobre una posible candidatura presidencial.

Gastón Acurio recibe el premio de Latin America´s 50 Best, en septiembre
Gastón Acurio recibe el premio de Latin America´s 50 Best, en septiembre

Gastón Acurio es el chef y empresario peruano que más ha hecho por la autoestima de sus compatriotas: la gastronomía es el segundo motivo de orgullo en Perú -después del recinto arqueológico de Machu Picchu- y ha creado algunos de los mejores restaurantes dentro y fuera de su país. En una entrevista publicada el lunes por el diario 'El Comercio' no descartó tajante, como siempre, una posible candidatura a la presidencia en 2016; sin embargo, tras el revuelo en las redes sociales y las reacciones de algunos políticos, la descartó. En Perú, la mayoría de expresidentes y partidos políticos atraviesan un desprestigio sin límites debido a investigaciones fiscales o parlamentarias por posible corrupción. El exmandatario Alberto Fujimori enfrenta un nuevo juicio mientras su hija Keiko hace campaña para reforzar su agrupación y lanzarse por segunda vez a elecciones.

El diario le preguntó al empresario si tendría miedo de competir con el expresidente Alan García en 2016 y respondió: “No le tengo miedo a nada, solo a mis miedos”, por ello horas después el congresista de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (Apra), Javier Velásquez, reaccionó respondiendo que ni García ni su partido le temen a Acurio.

Christian (41), un camarero del restaurante Tanta, una de las marcas creadas por Acurio y su esposa, la también chef Astrid Gutsche, sonríe cuando le muestran la primera plana del diario con la noticia de su jefe. “Todavía falta para el 2016, aunque sí la hace (lo logra)”, refiere orgulloso.

La mañana del lunes los medios y las redes sociales se ocuparon sobre la supuesta candidatura del chef, interpretando sus palabras.“¿Es posible que ahora te lances?”, indagó la entrevistadora. “Si me preguntas ahora, te diría que no es posible. Hoy día te digo no es posible. Mañana no sé”, respondió. Los fans y los detractores de Acurio se dirigían a él principalmente en Twitter, mientras el principal canal de noticias de cable preguntaba a su audiencia matinal qué opinaba sobre la posibilidad de que Acurio postulase a la presidencia en un par de años.

Consultada por EL PAÍS, la politóloga Paula Muñoz consideró muy pronto para pronunciarse. “Dicen que ya se estaría retractando. Es cierto este sentimiento de orfandad política de un sector del electorado que no se ve representado en las opciones que parecen más viables según la foto del momento (las últimas encuestas). Ante el temor de enfrentar una elección en que esta vez nos veamos forzados a decidir entre Keiko y Alan, la posibilidad de contar con un liderazgo alternativo y ajeno a la política entusiasma mucho. Pero es muy pronto para especular pues nuestras decisiones son muy volátiles y cambiarán dependiendo de quiénes son los candidatos que finalmente se inscriban”, dijo la investigadora de la Universidad del Pacífico. Y efectivamente, a media mañana del lunes, Acurio tuiteó: “El próximo presidente requerirá del apoyo de todos para alcanzar el desarrollo definitivo del Perú. Y ese no seré yo. La entrevista es clara”.

Mabel Cáceres, una periodista de investigación de Arequipa, la tercera ciudad con más población electoral después de Lima, comentó a EL PAÍS que Acurio tiene “la gran ventaja de que no se le percibe como perteneciente a la clase política tan desgastada, pero su desventaja es ser muy limeño, aun cuando su discurso sea inclusivo”. Cáceres se refiere a los ex presidentes Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Alan García, e incluso al actual, Ollanta Humala, quien afronta en diciembre un 31% de desaprobación, solo un punto por encima de su nivel más bajo registrado en septiembre por la encuestadora Datum Internacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

“Difícilmente veo a Acurio representando -en la percepción de los provincianos- a todo Perú. También existe la percepción de que él no desea realmente ser candidato. Y en Perú, siempre se ha valorado las ganas de ser presidente que han mostrado quienes han llegado a serlo”, añadió la líder de opinión arequipeña.

La fantasía de que Gastón Acurio sea candidato presidencial ronda a algunos peruanos desde 2006, cuando el creador de la feria gastronómica Mistura y de los restaurantes ‘Astrid y Gastón’ fue invitado a dar un discurso de graduación en la Universidad del Pacífico en 2006. Luego de comentar su recorrido, sus dificultades y logros al tener –en aquel momento– el mejor restaurante del país, fue elocuente acerca del papel de las élites en el país, algo poco común.

“Quisiera decirles, en realidad pedirles, que no se vayan del Perú: ustedes son sus hijos más afortunados, sus hijos más preparados. Si salen a estudiar una maestría, regresen. No se vayan: es aquí donde están las oportunidades, es aquí donde está la riqueza, es aquí donde la vida encuentra un sentido. No se vayan porque su pueblo los necesita; Perú los necesita; la historia los necesita”, expresó aquella vez.

El video y el texto del discurso fueron muy celebrados y compartidos, y desde entonces, Acurio no ha parado de abrir más locales en el extranjero, y de ser el rostro de campañas publicitarias. Pero, más aún, buscó socios para abrir una escuela de gastronomía en una de las zonas más pobres de Lima (Pachacútec) donde jóvenes pobres pudieran formarse, y se convirtió en el padrino informal de decenas de cocineras, dueños de puestos de comida en mercados y otros locales pequeños quienes sentían una especie de toque de Midas cuando Gastón llegaba a probar sus preparaciones y se dejaba tomar una foto. Recibir el visto bueno de Acurio, quien por años tuvo un programa de televisión donde difundía estos lugares, significaba una distinción y, con seguridad, más clientes.

Según el Latinobarómetro 2013, Perú, junto con Honduras, Paraguay y Brasil, está entre los más insatisfechos con el funcionamiento de la democracia. Pero, además, de los 17 países en los cuales se realiza esta encuesta, aparece como el más centrista: el 45% se considera en esa posición: ni de izquierda ni de derechas. El restaurante Astrid y Gastón ocupa actualmente el puesto 14 en la lista San Pellegrino y Perú ha sido calificado por segundo año consecutivo el mejor destino culinario del mundo por World Travel Award, considerado el Oscar del rubro turístico. Estos logros en el campo gastronómico contrastan con un entorno político inestable, y un Congreso desprestigiado. Las cabezas de las organizaciones políticas que han estado en el poder desde 1990, e incluso el gobierno actual, enfrentan investigaciones por corrupción, mala administración, e incluso, posibles lazos con los poderes fácticos del tiempo de Vladimiro Montesinos, el oscuro asesor de inteligencia del gobierno de Fujimori. La orfandad política que sufre el país explica que la posible candidatura de Acurio generara tanto interés y debate

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS