Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE DE LOS PRESUPUESTOS DE EE UU

La larga noche de Ted Cruz

El senador republicano promete hablar “hasta que no pueda mantenerse en pie” en contra del sistema sanitario de Obama

Ted Cruz, durante un momento de su discurso desde el Senado.
Ted Cruz, durante un momento de su discurso desde el Senado. ap

Había prometido hablar hasta que no pudiera "mantenerse en pie” y terminó leyendo un cuento a sus hijas desde el Senado en Washington. Era la noche de Ted Cruz, el senador republicano que este martes escenificó su rechazo a la reforma sanitaria de Obama extendiendo un debate mientras le quedaran fuerzas. Los últimos políticos en apostar por esta estratagema hablaron más de 11 horas y el récord está establecido en un día entero. Cruz ha superado las 21 horas hablando, acompañado en algunos momentos por otros enemigos de la reforma como los senadores Rand Paul, Marco Rubio y Mike Lee.

Cruz, senador de Texas, pertenece al Tea Party y desde que comenzara su campaña política en las últimas elecciones ha ascendido hasta disfrutar de un momento como el que le ha brindado el debate de esta semana. El político es uno de los conservadores que ha logrado convencer a los líderes republicanos de la estrategia que esta semana puede empujar a Estados Unidos al cierre de algunos de sus programas federales por falta de presupuesto.

El senador es una de las mentes detrás de la idea para vincular la extensión del presupuesto a la retirada de fondos del sistema de salud, una medida que ya respaldó la Cámara de Representantes el viernes pasado, y que ha dividido al Partido Republicano. “Muchos tejanos y muchos estadounidenses sienten que no tienen voz en este debate, así que espero jugar un pequeño papel en hacer que se les escuche”, afirmó el senador este martes durante su intervención.

‘Huevos Verdes con Jamón’ era mi libro preferido cuando era niño. Lo puedes cocinar de verdad, solo que el colorante es una trampa"

El discurso de Cruz, que comenzó a las dos de la tarde en Washington, tenía como objetivo retrasar la votación de la ley que aprobó la Cámara Baja, aunque no logrará impedirla, como había pretendido, utilizando un mecanismo del reglamento del Senado, conocido como filibusterismo. Este elemento -retratado a la perfección en la obra de Frank Capra, ‘Mr. Smith Goes to Washington’-, establece que un legislador puede ‘secuestrar’ un debate siempre que pueda hablar de manera continuada para forzar una votación por una mayoría inferior a 60 votos.

Sin embargo, la escena de Cruz ya ha sido calificada como “falso filibusterismo” ya que antes de que comenzara su intervención, el presidente del Senado, Harry Reid, había logrado convocar este miércoles la votación y su formato no se verá alterado. Lo que sí confirmará es el protagonismo del senador de Texas y sus aliados dentro del Tea Party, que han logrado que por primera vez la Cámara Alta vote -y rechace con toda seguridad- una propuesta que vincula los fondos públicos del sistema sanitario con el presupuesto federal.

Es el momento de irse a la cama, dar un beso y un abrazo a mamá, lavaos los dientes, rezar vuestra oración y papá estará ahí pronto para leeros en persona”

Mucho antes de que se adivinen las consecuencias políticas de la noche de Ted Cruz, el senador protagonizó un momento para registrar en el anecdotario del Capitolio. Fue a las ocho de la tarde. La hora de dormir de sus hijas. Cruz advirtió entonces que era el momento de leerles un cuento un clásico infantil de Dr. Seuss desde el Senado, ya que le estaban viendo por televisión: “Os quiero con todo mi corazón. Es el momento de irse a la cama, dar un beso y un abrazo a mamá, lavaos los dientes, rezar vuestra oración y papá estará ahí pronto para leeros en persona”.

Cruz también ha leído algunos de los mensajes que ha recibido a través de Twitter, mantiene su cuenta actualizada mientras interviene en el Senado y cuenta con varios aliados que permanecen en la Cámara haciéndole preguntas. Su discurso ha abarcado hasta ahora temas como la reforma sanitaria de Obama, apodada despectivamente por el Tea Party como ‘Obamacare’, y también ha leído pasajes de la Biblia y compartido experiencias familiares.

“Debo reconocer el mérito de mi padre, que inventó los huevos verdes con jamón. Los preparaba de dos maneras. La más fácil era poner colorante en la comida”, dijo Cruz en un momento de su discurso. “‘Huevos Verdes con Jamón’ era mi libro preferido cuando era niño. Lo puedes cocinar de verdad, solo que el colorante es una trampa. Pero si coges espinacas y las mezclas con los huevos, estos se ponen verdes”.

En otros instantes para la historia, Cruz advirtió que “la luna puede ser tan intimidante como Obamacare” y en un ataque a los medios de comunicación, les reprochó que “quieren convertir esto en una batalla de un senador contra otro, esta persona contra la otra. Así que es todo personal. Es como leer las páginas de cotilleo de Hollywood. Así es como cubren este asunto”.