Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios países latinoamericanos se reúnen de emergencia para apoyar a Evo Morales

Los presidentes de Argentina, Ecuador, Venezuela, Uruguay, Perú y Surinam analizarán en Cochabamba la crisis diplomática

El presidente de Ecuador, Rafael Correa (c), el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño (d) y su homólogo boliviano, David Choquehuanca (2-i) en Cochabamba,
El presidente de Ecuador, Rafael Correa (c), el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño (d) y su homólogo boliviano, David Choquehuanca (2-i) en Cochabamba, EFE

Varios presidentes latinoamericanos han llegado a Cochabamba —a unos 380 kilómetros al sureste de La Paz— resueltos a asumir una sola posición frente a Europa y Estados Unidos en defensa de la región ante lo que han juzgado como una afrenta a uno de sus gobernantes, el presidente boliviano Evo Morales.

Los presidentes de Argentina, Ecuador, Venezuela, Uruguay y Surinam tienen previsto reunirse en la ciudad, la tercera en importancia económica de Bolivia, para analizar la situación de la región y emitir un pronunciamiento que, se adelanta, será de condena a algunos países europeos y a Estados Unidos.

Bolivia y Ecuador pidieron desde que se conoció el incidente diplomático una reunión urgente oficial de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), pero ni los presidentes de Chile ni Colombia aceptaron, ante lo que el actual presidente del organismo, el presidente peruano Ollanta Humala, también declinó asistir a Cochabamba. En la cita no estarán estos tres países ni tampoco Brasil. Cada una de estas cuatro naciones, de todos modos, tendrá representantes en Bolivia.

Todos los organismos que agrupan a los países de la región, incluido la Unasur, han reaccionado con indignación y repudio a las restricciones al paso del avión presidencial de Bolivia por el espacio aéreo de Francia, Portugal, España e Italia, que justificaron por las sospechas sobre la supuesta presencia del exanalista estadounidense Edward Snowden, filtrador del espionaje masivo de EE UU, en la aeronave boliviana.

“O nos graduamos de colonias o nos perpetuamos como Estados libres e independientes, dignos y soberanos como son nuestros pueblos de América Latina”, aseguró el presidente de Ecuador, Rafael Correa, tras asegurar que “no vamos a permitir que se trate de esa forma a un Jefe de Estado de nuestra América”.

La cancelación de los permisos de sobrevuelo en el espacio aéreo de Francia, Portugal, España e Italia al avión presidencial boliviano ha significado, a su juicio, el “destrozo del derecho internacional consuetudinario que habla de la inviolabilidad de los Jefes de Estado”.

Poco antes, el jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó también a Europa porque “rompió con todas las reglas de juego y la convivencia” al ignorar “toda la inmunidad internacional que protege a un Jefe de Estado”. Agregó que este es un tiempo triste para Europa pues allá “manda la CIA y la élite de Estados Unidos. En sus tierras ahora ya no gobiernan, ni dominan, ni mandan sus connacionales, sino que los mandan desde fuera”.

Maduro ratificó el apoyo solidario a Morales y advirtió que “quien se mete con Bolivia, se mete con Venezuela”. “Gracias a que existe un Dios y la Pachamama [“Madre tierra”, en aimara] que lo protege, lo tenemos con vida”, añadió, para preguntar después cuál sería la reacción en el Viejo Continente si un jefe de Estado europeo hubiere afrontado una situación similar a la de Morales.