Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduro designa a un militar cercano a Chávez como ministro de Interior

El presidente envía un mensaje de continuidad, al ratificar 18 de los 32 ministros heredados

Cuarenta y ocho horas después de jurar como nuevo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro dio a conocer el domingo por la noche los miembros de su gabinete ministerial. Destaca la designación del jefe de la policía política (Sebin- Servicio Bolivariano de Inteligencia), el general Miguel Rodríguez Torres, como ministro del Interior [ver Fe de Errores]. El general Rodríguez Torres ha estado vinculado a los servicios de inteligencia a lo largo de los 14 años de gobierno revolucionario. Rodríguez Torres es un oficial cercano a Hugo Chávez. En la última ocasión en que Maduro vio al Comandante Supremo de la Revolución con vida, en febrero pasado, Rodríguez Torres estuvo entre los escasos privilegiados que participaron en esa junta de cinco horas. Maduro anunció que Rodríguez Torres pasaría a sustituir al también general Néstor Reverol en la cartera, que cambia de nombre a “Ministerio del Interior, Justicia y Paz”.

En general, Maduro quiso enviar un mensaje de continuidad, al ratificar 18 de los 32 ministros heredados del gabinete de Chávez, incluyendo a Jorge Giordani, mentor intelectual del desaparecido comandante, y a los poderosos miembros del informal “Alto Mando Político” –un politburó de facto al que viene haciendo referencia el nuevo presidente-, Rafael Ramírez y Elías Jaua, como Canciller. No obstante, Maduro restringió el ámbito de competencia de Giordani a la Planificación “Socialista”, a la par que le quitó el control de las Finanzas del Estado, a cuya cabeza puso al presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes. Con ello trata de remachar las tuercas del aparato necesario para asumir “el gobierno de la Economía”, uno de los frentes críticos de la nueva administración.

El estreno de un plató para las alocuciones presidenciales fue una de las pocas sorpresas de la noche, en la que Maduro recicló viejos nombres del entorno de Chávez para conformar su equipo ministerial. Entre ellos está el del varias veces ministro de Información y ex presidente de la cadena regional de televisión, TeleSur, Andrés Izarra, quien pasa a ocupar el ministerio de Turismo. También es el caso del ex teniente Jesse Chacón, exministro de Telecomunicaciones y de Ciencias, entre otros cargos, que fue designado ministro del Sistema Eléctrico, al que, también ha hecho saber Maduro, decretará como servicio de seguridad nacional.

Maduro, el mismo un ex ministro, agradeció la lealtad “a Chávez” demostrada por los ministros salientes, a quienes confortó diciendo que se trata de “cargos efímeros” y confiándoles, en su mayoría, una nueva responsabilidad como Coordinadores Regionales del denominado Plan de la Patria.

Maduro volvió a llamar a una “revolución dentro de la revolución”, frase que parece estar adoptando como lema para un gobierno que no sólo está sitiado por una crisis política de gran escala –sigue pendiente de la auditoría de votos de las elecciones en las que fue elegido, así como de una eventual impugnación-, sino también por el auge de la criminalidad y el mal endémico de la ineficiencia.

Dijo saber que los poderes públicos seguían actuando para determinar las responsabilidades en los desórdenes de la semana anterior, en los que, según el saldo oficial, resultaron ocho personas fallecidas y 65 lesionadas. “Yo llamo a la paz”, proclamó, pero “no va a haber impunidad”. Mientras felicitaba a los cuerpos de seguridad por la detención de los autores materiales de algunas de las muertes violentas ocurridas durante los disturbios.

Fe de errores

Ningún ministro de Maduro está en la lista negra de EE UU

El domingo en la noche, en la cadena nacional de radio y televisión, el recién investido presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció los integrantes de su gabinete ministerial, en el que ratificó cerca de la mitad del tren ejecutivo heredado del último gobierno de Hugo Chávez. Entre las novedades importantes está la incorporación del general Miguel Rodríguez Torres como titular de la cartera del Interior, que ahora pasa a llamarse "Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz".

Rodríguez Torres no está en la lista de individuos sancionados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, conocida como "Lista Clinton", como incluía la primera versión de esta información. Se le ha confundido con Ramón Rodríguez Chacín, exoficial de la Armada venezolana, actual gobernador del estado de Guárico, y quien ha servido dos veces como ministro del Interior durante el Gobierno de Chávez. Rodríguez Chacín sí figura en la "Lista Clinton".

Rodríguez Torres viene de ser director de la policía política venezolana, Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia), como antes lo fue de la Disip (Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención). Participó en febrero pasado en la última junta de gobierno que celebró Chávez desde el Hospital Militar de Caracas, donde agonizaba, junto a Maduro, el ministro de Petróleo y Minas y presidente de la petrolera Pdvsa, Rafael Ramírez, y el entonces ministro de Ciencias y actual Vicepresidente, Jorge Arreaza, yerno del comandante fallecido.