Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Florida, destino histórico del ‘spring break’ en EE UU

Los universitarios de EE UU se preparan para las vacaciones de primavera, una tradición con más de 80 años de historia

'Spring break' 2013 en Panama City Beach(Florida). Fuente: www.springbreakguide.com
'Spring break' 2013 en Panama City Beach(Florida). Fuente: www.springbreakguide.com

El comienzo de la primavera es siempre el momento esperado por miles de universitarios en Estados Unidos para disfrutar del spring break (o vacaciones de primavera) en las acogedoras costas del sur del país. Durante este tiempo, los estudiantes abandonan los libros por la crema solar y la diversión, aunque algunos la confundan con la ingesta excesiva de alcohol y el sexo sin protección. A pesar de que la evolución de las vacaciones de primavera ha ido a peor en los últimos años, la tradición acompaña a este descanso primaveral, que sin duda ha tenido un denominador común durante los últimos 80 años: Florida.

Desde 1930, el Estado del Sol ha sido el destino favorito para estas vacaciones. La tradición comenzó gracias al entrenador de natación Sam Ingram, que decidió llevar a su equipo de Hamilton (Nueva York) a Fort Lauderdale (Florida) -conocida como la Venecia de América por su extenso sistema de canales- para entrenar durante esta temporada. Cuando Ingram se percató de los beneficios que tenía este viaje para el equipo, decidió convertirlo en un evento anual. La localidad vio en este hecho una oportunidad turística y decidió organizar el primer foro de Entrenadores de Natación en 1938. La natación se entremezclaba con el alcohol, llamando la atención de muchos estudiantes de EE UU, que decidieron empezar a pasar su spring break en Fort Lauderdale.

Foto de Archivo del ayuntamiento de Fourt Laudardale(Florida). 'Spring Break' de 1960.
Foto de Archivo del ayuntamiento de Fourt Laudardale(Florida). 'Spring Break' de 1960.

A pesar de la importancia de este hecho en el origen de las vacaciones de primavera, la bibliografía muestra que su explosión real, muy arraigada en los jóvenes de EE UU de entre 15 y 23 años, empezó en los años cincuenta con la publicación del libro Where the boys are, escrito por Glendon Swarthout , y llevada al cine años después por George Wells (1960). El relato narra las peripecias de cuatro universitarias de la Universidad de Midwestern (Arizona) que pasan su spring break en Fort Lauderdale y cuyas aventuras se ven aderezadas por el alcohol y los líos amorosos. Fue una de las primeras películas en EE UU que exploró el sexo en la juventud y que mostró el cambio social patente que se estaba produciendo.

La mezcla de sol, resaca y relaciones sexuales esporádicas tuvo una gran acogida entre los adolescentes. Según los expertos, no se había visto nada igual en EE UU. Fort Lauderdale pasó de recibir 20.000 estudiantes a 50.000 en tan solo un año. Esta evolución fue in crescendo con el paso de los años, hasta que en 1985 la localidad alcanzó su récord con la llegada de 350.000 estudiantes durante estas vacaciones. En este momento las cosas ya se habían descontrolado: los universitarios se apelotonaban en los hoteles y las alumnas, siempre en bikini, participaban en concursos de connotación sexual, como comer plátanos.

La ciudad se cansó. Fort Lauderdale implantó leyes estrictas sobre el consumo de alcohol y el alcalde de la localidad, Robert Dressler (1982-1986), acudió al programa Good Mornig America de la cadena de televisión ABC para decir que “los estudiantes ya no eran bienvenidos en la ciudad”. A corto plazo, estas restricciones provocaron justo el efecto contrario. Los universitarios se emborrachaban en las habitaciones del hotel, cometían actos imprudentes como saltar desde los balcones a la piscina del complejo hotelero y muchos fueron detenidos por beber siendo menores. Los estudiantes habían pasado de estar ebrios en la playa a sufrir accidentes, e incluso morir.

Por supuesto que este tipo de programas son una influencia para los jóvenes. Reciben el mensaje: Aquí es dónde tienes que ir.”

John Laurie, escritor

En 1986, el canal televisión musical MTV convirtió a Daytona Beach en el destino favorito del Estado para pasar el spring break, comenzando una cobertura anual que llega hasta nuestros días. La cadena se decidió por esta playa al haber sido rechazada su solicitud de hacerla desde Fort Lauderdale. "Las vacaciones de primavera son un evento juvenil. Queríamos ser parte de ellas, la gente que participa son el tipo de personas que ven la MTV", dijo entonces el vicepresidente de MTV Doug Herzog. El programa, que cada año tiene una localización distinta, consiste en la emisión en directo de esta festividad a todos los hogares, durante una semana, ocho horas al día.

“Este tipo de programas son una influencia para los jóvenes. Reciben el mensaje: Aquí es dónde tienes que ir”, ha explicado esta semana John Laurie, quien ha escrito artículos y libros sobre el impacto social del spring break, en la emisora NPR.  Según un informe publicado en el Journal of American College, los estudiantes varones beben en este tiempo un promedio de 18 vasos de alcohol al día frente a los 10 que consumen las mujeres.

En 1987, el spring break fue finalmente declarado "muerto" en Fourt Laudardale. El lado más negativo fue la pérdida de ingresos para los comerciantes y habitantes del municipio, ya que cada estudiante en EE UU gasta un promedio de 1.100 dólares durante este receso primaveral, según datos del Departamento de Comercio. El número de visitantes cayó con el paso del tiempo, llegando a recibir tan solo a unos 10.000 en 2006.

Panama City Beach (Florida)
Panama City Beach (Florida)

El aumento de la edad para beber alcohol en Florida de 18 a 21 años y el estricto plan antispring break hizo que el Estado perdiera su glamour. Por primera vez, los estudiantes de EE UU cambiaban Fort Lauderdale, y otras playas floridanas, por México, dónde la ley sobre el consumo de alcohol era más permisiva. Los destinos favoritos: Cancún, Acapulco y Puerto Vallarta.

Desde entonces, México ha sido el destino principal de los estadounidenses para pasar el spring break, aunque desde hace meses este sector turístico está sufriendo un fuerte declive. Los motivos son, por un lado, la alerta lanzada por el Gobierno de EE UU de no acudir al país debido a la inseguridad causada por el crimen organizado, y por otro los recientes episodios de violencia ocurridos en la región, como el de las seis españolas que fueron violadas en Acapulco en febrero.

Según el Departamento de Estado de EE UU, los destinos más peligrosos para ir de spring break son Acapulco, Cancún, Panama City Beach (Florida) y la isla de South Padre (Tejas).

Si a esta situación de descontrol, alerta e inseguridad en México se le suma que la MTV vuelve este domingo, tras años de ausencia, a emitir su programa desde Panama City Beach, Florida, podría darse un resurgimiento del spring break y que este vuelva al mismo sitio en el que comenzó: al Estado del Sol.