Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos acelera la transición militar en Afganistán a esta primavera

Los soldados norteamericanos estarán disponibles para tareas de combate "si son necesarios"

El presidente Obama y su homólogo afano, Hamid Karzai, antes de su comparecencia en la Casa Blanca.
El presidente Obama y su homólogo afano, Hamid Karzai, antes de su comparecencia en la Casa Blanca. REUTERS

Antes de lo planeado –el verano-, las fuerzas afganas asumirán un papel de combate en su país a partir de esta primavera mientras que el Ejército norteamericano se repliega a una función de apoyo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el de Afganistán, Hamid Karzai, han anunciado en rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca este acuerdo debido a que las capacidades de las tropas afganas “exceden las expectativas iniciales”, en palabras de Obama.

“A partir de la primavera nuestras tropas tendrán una nueva misión: entrenar, ayudar y atender a los soldados y fuerzas de seguridad afganas”, ha informado el presidente norteamericano para asegurar a renglón seguido que será “un momento histórico”. Los militares americanos estarán disponibles para tareas de combate “si son necesarios”, añadió Obama, que quiso puntualizar que la noticia era el cambio en el calendario del papel que desempeñarán los soldados afganos.

"Las fuerzas de seguridad afganas son cada vez más fuertes y nuestros enemigos más débiles", ha asegurado Obama al pasar el relevo de las tareas de combate al Ejército afgano. Karzai ha dicho sentirse contento con la nueva agenda, en parte, porque supondrá que en primaverá no habrá más tropas extranjeras en las aldeas afganas.

En la East Room de la Casa Blanca, con el líder de Afganistán a su lado, Obama ha declarado que adelantar la transición del control de la seguridad a las tropas afganas esta primavera supondrá acelerar la retirada de tropas norteamericanas y de otros países. Sin embargo, el mandatario no aportó fechas concretas de esas salidas. En la actualidad hay cerca de 66.000 efectivos de EEUU en suelo afgano.

La gran incógnita de la reunión quedaba sin embargo sin despejar del todo: Si Estados Unidos mantendrás soldados en Afganistán tras la retirada total oficial establecida para finales de 2014. La única información que aportó el presidente Obama fue que cualquier presencia militar estadounidense en aquel país debía ir ligada a que los soldados norteamericanos tuvieran inmunidad frente a la ley afgana. "En mi opinión, no sería posible tener ningún tipo de presencia de tropas sin garantías de que habrá inmunidad para nuestros hombres y mujeres".

"Esperamos poder alcanzar un acuerdo [sobre la presencia de EEUU en Afganistán tras 2014] este mismo año", avanzó Obama quien satisfecho declaró que el año que viene "esta larga guerra llegará a un final responsable".

"Responsable" fue la palabra que flotó ayer sobre la solemne sala de la Casa Blanca donde se encontraban ambos dignatarios. Responsable retirada; responsable transición; y final responsable de un conflicto que ha durado más de una década.

Un escenario posible para el Afganistán posterior a 2014 que se maneja en Washington es mantener en suelo afgano entre 3.000 y 9.000 soldados, sobre todo para operaciones antiterroristas y seguir apoyando a las tropas afganas.

Según un informe publicado hoy por The Washington Post, Estados Unidos ha acelerado sus ataques con aviones no tripulados en el vecino Pakistán las últimas semanas, en una acción que fuentes oficiales atribuyen a la proximidad de la orden de Obama que reducirá las tropas en Afganistán a lo largo de este año.