Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se vende la empresa fabricante del rifle utilizado en la matanza de Newtown

La firma de inversión propietaria de la empresa que fabrica el arma utilizada por el asesino anuncia que venderá su participación tras la presión de sus inversores

Para los padres, la matanza de Sandy Hook, en la que murieron 20 niños, es incomprensible. Para los inversores de Wall Street, la emotividad desatada por la tragedia es una llamada a reconsiderar posiciones. Se empezó a ver el viernes en las acciones de Smith & Wesson y de Sturm Ruger, que perdieron desde el jueves un 20% de su capitalización bursátil. Y la escapada afecta incluso a los fabricantes de armas que no cotizan.

El golpe de efecto lo acaba de dar esta mañana el poderoso fondo Cerberus Capital, al anunciar que busca comprador para su participación en Freedom Group. Es la corporación que integra a filiales como Bushmaster, el fabricante de la semiautomática que se utilizó en el crimen. Curiosamente el padre del consejero delegado de esta firma financiera vive en Newtown, la pequeña localidad de Connecticut marcada por la tragedia.

También en Newtown tiene su sede el segundo mayor lobby de esta lucrativa e influyente industria, la National Shooting Sports Foundation. La decisión de Cerberus de poner el lote a la venta es la respuesta a la presión ejercida por sus socios, entre los que se encuentra el influyente fondo de pensiones de maestros en California (CalSTRS). La firma de private equity deja claro que no quiere influir en el debate sobre la posesión.

Su argumento para dar este paso inesperado es “proteger el interés” sus clientes, explica en una nota. Horas antes de este anuncio, la cadena comercial Walmart, el mayor vendedor de armas de EE UU, decidía retirar de catálogo un modelo de rifle que fabrica precisamente Bushmaster. Cerberus compró esta compañía en 2006, antes de integrarla en Freedom Group junto a una decena de firmas dedicadas a la fabricación de armas, munición y accesorios.

No es la única en Wall Street que invierte en un sector que mueve 31.840 millones de dólares al año en EE UU. Longpoint Capital acaba de triplicar su participación en Savage Sports, otra empresa que hace rifles y escopetas. Por su parte, Sciens Capital es accionista en Colt Defense. Midocean Partners es propietario de Bushnell, que fabrica accesorios, y Wellspring Capital controla la distribuidora Jerry´s & Ellett Brothers.

El debate para limitar las ventas de armas que emulan las que usan las fuerzas de seguridad afectará a su lucrativo negocio. Freedom Group registró ventas de 677 millones en los primeros nueves meses de 2012. En el mismo periodo del ejercicio precedente fueron de 564 millones. Gran parte de este aumento se atribuye al ansia de protección tras matanzas como la de Sandy Hook y a la anticipación a una prohibición.