Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama: “No habrá pacto que no incluya la subida de impuestos a los ricos”

El presidente defiende en su primera entrevista tras la reelección, concedida a Bloomberg, su plan para evitar el abismo fiscal frente a la propuesta republicana

Captura de la entrevista de Barack Obama concedida a Bloomberg.
Captura de la entrevista de Barack Obama concedida a Bloomberg.

Barack Obama ha defendido su plan para evitar lo que se ha denominado como abismo fiscal, una drástica subida de impuestos generalizada y un recorte en gasto social de 700.0000 millones de dólares que entraría en vigor el próximo 1 de enero, en la primera entrevista que ha concedido tras su reelección. El presidente de Estados Unidos ha insistido a la periodista de Bloomberg, Julianna Goldman, en que cualquier acuerdo debe pasa por subir los impuestos al 2% de la población que gana más de 200.000 dólares y ha criticado la propuesta que el lunes le envió el presidente de la Cámara de Representantes y principal interlocutor en las negociaciones, el republicano John Boehner.

“Tenemos la posibilidad de llegar a un pacto, pero tendremos que incrementar los impuestos a los que más ganan. De lo contrario no habrá acuerdo”, ha advertido Obama. “Lo que este país necesita es la certeza de saber que gente como yo debe pagar tasas más altas”, ha insistido.

Lo que este país necesita es la certeza de saber que gente como yo debe pagar tasas más altas”

Barack Obama

La entrevista del presidente se produce en plena campaña de la Casa Blanca por acercar sus propuestas para evitar el abismo fiscal a los ciudadanos. La semana pasada, se reunió en su residencia con miembros de la clase media, la que, según Obama, más se vería perjudicada por la subida generalizada de impuestos en 2013, y con varios consejeros delegados de algunas de las grandes empresas del país. El lunes contestó vía Twitter a los internautas a cerca de los riesgos en caso de no llegar a un acuerdo. Este mismo martes por la mañana ha recibido a gobernadores republicanos y demócratas que también le han urgido a alcanzar un pacto y le han pedido flexibilidad de cara a las negociaciones.

Obama ha reconocido que no va a ser posible obtener “el 100%” de lo que quiere pero ha sido tajante en su rechazo a la propuesta que el lunes por la noche le hizo llegar Boehner a la Casa Blanca. “Su proposición no es en absoluto equilibrada”, ha indicado el presidente al comienzo de la entrevista.

El plan del presidente de la Cámara de Representantes pasa por reducir el déficit en 2,2 billones de dólares, mediante nuevos ingresos y recortes sin necesidad de elevar los impuestos a las clases más altas. Obama ha insistido en que con esa propuesta será imposible recortar el déficit en 4 billones durante la próxima década. “De acuerdo con las matemáticas, no salen las cuentas”, ha ironizado.

El mandatario está dispuesto a aceptar recortes en “programas muy costosos” relacionados con la Sanidad, pero no hará concesiones en las inversiones en “investigación, educación y desarrollo”, campos necesarios para apuntalar el crecimiento del país, ha sostenido. Obama es consciente de que en dos semanas no va a ser posible acordar una reforma tributaria -”Ronald Reagan tardó año y medio”- pero sí ha mostrado su predisposición a pactar lo básico antes de final de año para renegociar un nuevo sistema impositivo a lo largo de 2013.