Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

El ‘mensalão’ pasa factura a Lula

Los resultados de las municipales de este domingo en Brasil indican que el gran juicio contra la corrupción ha restado votos al gobernante PT

Lula da Silva sugirió en los días previos a las municipales brasileñas que el juicio por el escándalo de corrupción de su primer Gobierno, conocido como mensalão, no iba a influir en el ánimo de los votantes. "El pueblo no está preocupado por eso. El pueblo está preocupado por si el Palmeiras [el equipo de fútbol] va a descender o si Fernando Haddad va a ganar", señaló el expresidente brasileño.

Pero los analistas no estaban de acuerdo con Lula y los resultados parecen haberles dado la razón. El director de la consultora de opinión pública Datafolha, Marcos Paulino, había adelantado que el juicio iba a perjudicar la candidatura de Haddad, exministro de Educación de Lula, en la crucial contienda de São Paulo. Para la experta de la universidad paulista María de Socorro Souza Braga, citada en la prensa brasileña, el juicio sin duda ha restado votos al PT y augura que el partido gobernante tardará en recuperar su imagen.

El caso de corrupción, que hizo tambalearse al Gobierno de Lula en 2005, involucra al exjefe de Gabinete José Dirceu, al expresidente del PT José Genoino y al extesorero del partido Delubio Soares, que han sido procesados por haber organizado entre 2003 y 2005 un sistema mensual de compra de votos de legisladores opositores para que apoyasen proyectos del Ejecutivo.

La primera vuelta de las municipales, este domingo, ha demostrado que Lula se equivocó en su juicio sobre lo que le importa a la gente. Los partidos que ganaron más municipios fueron el socialista PSB y el liberal PMDB. Los primeros se llevaron el gato al agua en Recife y Belo Horizonte, y los segundos, en Río de Janeiro y Boa Vista. Ahora falta saber qué pasará en la segunda vuelta que deberán celebrar varias grandes capitales regionales, entre ellas São Paulo. Aquí se verá una dura batalla entre el PT de Lula y el socialdemócrata PSDB del expresidente Fernando Henrique Cardoso.

El PT solo venció este fin de semana en Goiânia, en el Estado de Goiâs. Para la segunda vuelta, aparte de São Paulo, el PT disputará las ciudades de Salvador y Fortaleza, entre las grandes urbes, aunque parte con desventaja en las encuestas. Y, además de perder en Belo Horizonte, el PT se quedó afuera en Manaos, Curitiba, Recife, Porto Alegre, Belén, Florianópolis, Vitória, Natal, Maceió, Cuiabá, San Luis, Teresina, João Pessoa, Aracaju, Macapá y Porto Velho.

En Belo Horizonte, capital del Estado clave de Minas Gerais –tierra natal de la presidenta Dilma Rousseff--, se produjo un hecho que da pistas de las alianzas que pueden llegar a fraguarse para la segunda vuelta. El ganador de Belo Horizonte, el socialista Marcio Lacerda, logró un nuevo mandato con el apoyo directo del socialdemócrata Aecio Neves. En su primer periodo, Lacerda llegó al poder aliado al PT. Está claro que el senador Neves está afianzando las alianzas que le permitirán preparar con gran cuidado el terreno para las presidenciales de 2014.