Un tribunal israelí exculpa al Estado de la muerte de una activista estadounidense

Corrie fue aplastada por una excavadora en 2003, durante una manifestación propalestina en Gaza El juez ha calificado su fallecimiento de "lamentable accidente"

Los padres y la hermana de Rachel Corrie, el domingo en Jerusalén.
Los padres y la hermana de Rachel Corrie, el domingo en Jerusalén. Sebastian Scheiner (AP)

Un juez de la ciudad de Haifa ha exonerado de responsabilidad al conductor que conducía la excavadora militar que en marzo de 2003 mató a la activista estadounidense Rachel Corrie, que se convirtió en uno de los principales iconos de la segunda Intifada palestina. Según la sentencia judicial esta voluntaria del Movimiento de Solidaridad Internacional (ISM, en sus siglas en inglés) desoyó las llamadas de los soldados a retirarse de la zona, permaneciendo en “zona militar cerrada” (área en la que operaba el Ejército en ese momento).

La sentencia del magistrado Oded Gershon, de 162 páginas, califica lo ocurrido de “accidente desafortunado”, asegurando que el conductor de la excavadora no actuó de mala fe dada la limitada visibilidad desde la cabina (protegida por cristales blindados), si bien la joven llevaba puesta una chaqueta naranja con tiras fluorescentes y portaba un megáfono en la mano. Por esta razón, de acuerdo con el veredicto judicial, el Estado no debe asumir ninguna responsabilidad –ni legal ni económica– por lo ocurrido, en cuanto que ella se colocó voluntariamente frente al bulldozer. “No hay justificación para exigirle al Estado que pague ningún daño”, dijo el juez. “Ella no se alejó del área como hubiera hecho cualquier persona”, añadió.

Más información

Por su parte, la familia Corrie, que hace siete años presentó una demanda civil contra el Ministerio de Defensa israelí después de que este diera por cerrado el caso tras una larga investigación interna, se ha mostrado “dolida”, en palabras de Cindy, la madre de Rachel. “Desde el primer momento tuvimos claro que aquí el sistema protege a los soldados y les proporciona impunidad legal a expensas de los civiles”, añadió la madre en una rueda de prensa celebrada esta mañana en un conocido hotel de Haifa.

De momento, la Embajada de Estados Unidos en Israel no ha emitido ningún comunicado oficial al respecto, aunque se espera que lo haga dado el interés mostrado por el actual embajador en Tel Aviv, Dan Shapiro, que se mostró públicamente insatisfecho con las conclusiones de la investigación militar. Tampoco se sabe si la familia recurrirá la sentencia ante una instancia judicial superior.

El embajador de EEUU en Israel se ha mostrado insatisfecho con las conclusiones del proceso
Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Rachel Corrie fue arrollada por la excavadora cuando tenía 23 años de edad, mientras hacía de escudo humano para impedir la demolición de viviendas palestinas en la localidad fronteriza de Rafah, en la franja de Gaza, entonces uno de los principales focos de enfrentamientos entre el Ejército israelí y las milicias palestinas. Su trágica muerte la convirtió en todo un símbolo de la segunda Intifada que dio lugar a libros (Dejadme sola), obras de teatro e incluso calles y hasta restaurantes con su nombre en diferentes ciudades palestinas. También dio nombre a uno de los barcos que en mayo de 2010 formaron parte de la llamada Flotilla de la Libertad, que intentó saltarse el bloqueo israelí a la franja de Gaza y llevar hasta allí ayuda humanitaria. La expedición fue asaltada por la marina israelí, que terminó en su abordaje con la vida de 9 de sus pasajeros.

El Movimiento de Solidaridad Internacional (ISM, en sus siglas en inglés) en una organización de activistas occidentales propalestinos creada al comienzo de la segunda Intifada para actuar a modo de escudos humanos con el objetivo de impedir la destrucción de inmuebles palestinos, evaluar la restricción de movimientos en los puestos fronterizos de entrada y salida a Cisjordana o protestar contra la construcción de la verja y el muro de separación en enclaves cisjordanos como Nili'in o Bil'in. Sus voluntarios suelen participar durante periodos de tres meses (tiempo de estancia que otorga el visado de turista) y practican fórmulas de resistencia no violenta, aspecto negado por el juez en su sentencia del caso Rachel Corrie.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción