Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama se dirige a la comunidad hispana a través de Don Francisco

El veterano presentador de Univisión charla con el presidente de EE UU sobre la actualidad política de ese país

Captura de la entrevista entre Barack Obama y Don Francisco.
Captura de la entrevista entre Barack Obama y Don Francisco.

Barack Obama recibió en la Casa Blanca al presentador de Univisión, Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld, más conocido como Don Francisco por la audiencia hispana de Estados Unidos, para hablar sobre los temas que copan la actualidad política de este país. El presidente abordó su reciente apoyo al matrimonio homosexual, la campaña electoral, la coyuntura económica y la situación de los inmigrantes americanos.

A escasos 15 días para la celebración de la fiesta nacional del 4 de julio, Don Francisco pidió al presidente que se dirigiera a la comunidad hispana. Obama aprovechó la ocasión para defender su gestión de los últimos cuatro años. “Hemos pasado por tres años difíciles, pero América se está fortaleciendo, somos más respetados en el mundo, estamos generando empleo…”, explicó.

El dirigente demócrata reiteró el mismo mensaje en el que está incidiendo a lo largo de la campaña electoral -la necesidad de invertir en educación, investigación, energía y en la reconstrucción del país- en el que, en esta ocasión, incluyó un guiño hacia los hispanos: “Mientras entendamos que cualquier persona que llegue aquí y trabaje duro conseguirá un futuro mejor para sus hijos, lo cual es cierto para muchas familias de inmigrantes que han llegado a este país, tendremos éxito”. 

Sábado Gigante, el programa de Don Francisco, lleva en antena desde 1965 y ,en la actualidad, se emite en más de 43 países. En 2007, Kreutzberger firmó un contrato millonario con Univisión. El presentador, que es una de las caras más conocidas por los televidentes de habla hispana, ya entrevistó a Obama cuando este era candidato y a los pocos meses de que ocupara el despacho oval.

La entrevista se emitió el pasado sábado, un día después de que Obama anunciara la suspensión temporal de las deportaciones de los jóvenes en situación irregular en EE UU. Aunque el encuentro con Don Francisco se grabó antes, el presidente le dijo al presentador chileno prácticamente las mismas palabras que a los medios durante la convocatoria de prensa del viernes 15 de mayo: que consideraba que “lo correcto es aprobar la reforma migratoria integral”. El mandatario puntualizó que para llevar a efecto sus medidas sobre inmigración ilegal, no bastaba con su respaldo o el del Partido Demócrata. “Es necesario el apoyo del Partido Republicano, también”, puntualizó.

Antes que por la situación de la población latina en EE UU, Don Francisco inquirió al presidente sobre su cambio de opinión en relación al matrimonio homosexual. Obama explicó que, aunque reconoce que “cada iglesia, cada institución religiosa debe tomar su propia decisión sobre lo que considera que es el matrimonio”, a lo largo de estos últimos años ha llegado a la convicción de que “en términos de derechos civiles no se deben negar a los homosexuales los mismos derechos que reconocemos a otras personas. En este país, cuando se habla de derechos civiles, se prioriza la igualdad”, concluyó.

Mientras entendamos que cualquier persona que llegue aquí y trabaje duro conseguirá un futuro mejor para sus hijos, lo cual es cierto para muchas familias de inmigrantes que han llegado a este país, tendremos éxito”

Barack Obama

El presidente no soslayó el grave problema del desempleo que afecta al país y alabó el esfuerzo que están haciendo los ciudadanos de EE UU para lidiar con la crisis. “Leo varias de las miles de cartas que me escriben a la Casa Blanca y cuando descubro que alguien ha perdido su casa me encantaría poder ayudarle de inmediato”.

El encuentro no solo se ciñó a lo meramente político. Don Francisco quiso saber un poco más sobre la vida familiar del presidente y se centró en la relación que aquél mantiene con la madre de su mujer, que también reside en la Casa Blanca. Obama desveló lo bien que se entiende con su suegra. “Siempre se pone de mi parte cuando discuto con Michelle”, confesó.