Obama excluye a Buenos Aires de beneficios arancelarios

Obama señala que Argentina "no ha actuado de buena fe en el cumplimiento de los fallos arbitrales a favor de las compañías estadounidenses"

La presidenta argentina, Cristina Fernández.
La presidenta argentina, Cristina Fernández. CARLOS GARCIA RAWLINS (REUTERS)

Estados Unidos ha impulsado una medida de gran peso político contra Argentina, aunque de poca relevancia económica. El presidente Barack Obama emitió el lunes un mensaje al Congreso en el que anunciaba que Argentina quedará excluida de una serie de beneficios arancelarios conocidos como Sistema Generalizado de Preferencias. En teoría, la pérdida que va a sufrir Argentina parece insignificante, según el propio Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner: 13 millones de euros dentro una relación bilateral de bienes valorada por Buenos Aires en 9.000 millones de euros o en 13.000 millones si se suman bienes y servicios. Además, Argentina cuenta con 60 días para solucionar el conflicto antes de que entre en vigor el decreto. Pero el mensaje implícito de Obama sonó contundente: Las resoluciones mercantiles de la comunidad internacional hay que acatarlas. Y el mensaje explícito resultó más contundente aún: Argentina, señaló Obama, "no ha actuado de buena fe en el cumplimiento de los fallos arbitrales a favor de las compañías estadounidenses".

La decisión de Obama se produce en un contexto en el que los gobernadores de cinco provincias argentinas han retirado el contrato de explotación en cinco áreas a la petrolera Repsol-YPF, de capital mayoritario español. Y otro gobernador, Alberto Weretilneck, de Río Negro, ya ha advertido que podría quitarle hoy la explotación de al menos tres de las cinco áreas que Repsol gestiona en su provincia. Repsol ha anunciado que recurrirá a los tribunales del país. Pero lo que hicieron en 2002 las compañías estadounidenses Azurix y Blue Ridge, fue buscar directamente el amparo internacional ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (conocido como Ciadi por sus siglas inglesas), dependiente del Banco Mundial.

Más información
El verdadero significado de YPF en Argentina

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires había rescindido a Azurix su contrato de abastecimiento de agua potable y a Blue Ridge, un fondo de inversión que actúa en nombre de CMS Gas Transmission Company, también se le rescindió un contrato de suministro en el país. El tribunal del Banco Mundial determinó que Argentina debía compensarlas con unos 230 millones de euros. El Gobierno argentino dijo que acataba la sentencia, pero exigió que el trámite para cobrarlas se iniciase en Argentina. Las empresas estadounidenses consideran, sin embargo, que el único trámite que queda por completar es el de recibir el dinero que se les debe.

Estados Unidos es el cuarto destino del comercio exterior de Argentina (país adonde llega el 5% del total exportado), por delante de España (3%) y detrás de Brasil (20%), China (7%) y Chile (6%). Cristina Fernández trató de quitarle hierro al asunto en un discurso que pronunció el lunes por la tarde y en el que no hizo mención explícita a Obama: “Comienzan pequeñas guerrillas de carácter comercial que trataremos de abordar con la mayor civilización y con las herramientas de la ley”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Sobre la firma

Francisco Peregil

Redactor de la sección Internacional. Comenzó en El País en 1989 y ha desempeñado coberturas en países como Venezuela, Haití, Libia, Irak y Afganistán. Ha sido corresponsal en Buenos Aires para Sudamérica y corresponsal para el Magreb. Es autor de las novelas 'Era tan bella', –mención especial del jurado del Premio Nadal en 2000– y 'Manuela'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS