Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército mata a 35 guerrilleros en otra operación contra las FARC

Se trata del segundo golpe que sufre el grupo armado en una semana

El Ejército colombiano ha asestado un nuevo golpe a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al matar en una sola acción a 35 de sus miembros. La operación, que ocurrió en el departamento del Meta, oriente del país, tiene una simbología especial, porque durante años este departamento fue el santuario de la insurgencia. “Esta mañana, a eso de las 3.30, se inició una operación aquí en el departamento del Meta, en el municipio de Vistahermosa, en la vereda El Silencio, una operación que dio unos muy buenos resultados hasta ahora”, dijo, en su parte de victoria, el presidente Juan Manuel Santos.

Precisamente, el mandatario había viajado a Villavicencio, capital del Meta, a un consejo de seguridad en donde estaba previsto evaluar la situación de orden público. Al iniciar la reunión, Santos fue informado del nuevo golpe a las FARC.

El jefe de Estado destacó que la operación es el resultado de una labor conjunta, una de las exigencias en las que más ha insistido para ser más eficaces. “La ofensiva continúa. Quiero felicitar a las Fuerzas Armadas, porque fue una operación totalmente coordinada: Fuerza Aérea, Ejército, Policía y Armada, que también participó en esta operación. Fue totalmente coordinada”, insistió el mandatario.

“¿Qué demuestra esto?”, preguntó Santos. “Que las Fuerzas Armadas continúan su ofensiva y no van a parar, van a continuar, van a perseverar, como han sido las instrucciones, como es su actitud y como ha sido su acción”, respondió.

Los 35 muertos eran miembros de la columna Abelardo Romero del frente séptimo de las FARC, un hecho que supone un devastador golpe para esta guerrilla, que en menos de una semana suma 70 bajas a lo largo y ancho de la geografía nacional.

"La última información que nos han dado es que esa operación dio como resultado 35 miembros de las FARC dados de baja y tres personas capturadas, dentro de esos 35 ya se identificó a alias Arcecio, que era el antiguo cabecilla del frente 10, que ahora estaba destinado a ser el cabecilla del frente 27", precisó el mandatario colombiano. Santos agregó que "también alias Camilo y alias Robison son mandos medios importantes que tenemos identificados como personas que han sido dadas de baja en esta operación". Al tiempo que advirtió que "todavía no ha terminado y la operación continua".

El presidente confirmó así las primeras informaciones, que hablaban de un ataque coordinado contra el Frente 27, uno de los que hasta hoy eran de los más poderosos de las FARC. Esta es la segunda acción de gran envergadura en contra de la guerrilla en menos de una semana. El pasado 21 de marzo hubo un operativo que también dejó herido de muerte al Frente 10 de las FARC. Un bombardeo de la Fuerza Aérea y una operación del Ejército, en este caso en el departamento de Arauca, limítrofe con Venezuela, concluyeron con la muerte de 33 guerrilleros y la captura de 12 más, entre ellos Juan Vicente Carvajal Isidro, alias Misael, segundo al mando de este grupo guerrillero en la región.

En contra de las FARC juegan los enormes avances tecnológicos de los que ahora disponen las Fuerzas Armadas colombianas. Los aviones, por ejemplo, detectan en la oscuridad con absoluta precisión la ubicación de los guerrilleros, sus movimientos y su número. Por eso los balances son tan precisos en el número de muertos que hay en cada bombardeo.

Desde el operativo que causó la muerte de Alfonso Cano el pasado 4 de noviembre, en el que murieron 23 guerrilleros en el Cauca; y otro en San Miguel, Putumayo, donde fueron abatidos 22 en septiembre de 2010, la fuerza pública no había causado bajas tan numerosas como esta.

Estos resultados en masa se han dado dentro de una nueva estrategia militar bautizada por las autoridades colombianas como Espada de Honor, que busca atacar a las FARC de manera más efectiva, actuando en grupos más pequeños y con un trabajo de inteligencia combinado de la policía y el Ejército.

La operación de este lunes fue llevada a cabo por tropas del Comando de Operaciones Especiales de las Fuerzas Militares. “Hacia las 2.30 de la madrugada se registró la inserción en el objetivo de efectivos del Ejército Nacional, la Armada Nacional y la Policía Nacional, encargados de consolidar el terreno, en donde las tropas incautaron una ametralladora, 31 fusiles y ocho granadas, al igual que equipos de cómputo”, informaron las Fuerzas Armadas.

Precisaron, además, que en la acción se capturó a cinco guerrilleros: dos hombres y tres mujeres, que fueron puestos a disposición de la justicia, tras recibir asistencia médica.

Con este nuevo golpe, las Fuerzas Armadas han dado muerte en combate a 141 integrantes de las FARC en lo que va de año. En este periodo se ha capturado a 264 guerrilleros y se han desmovilizado 217.

El golpe de hoy se da en medio de la expectativa nacional por la liberación de 10 miembros de las Fuerzas Armadas anunciada por las FARC. El regreso a la libertad de los secuestrados está previsto para los próximos 2 y 4 de abril.

El comandante de las Fuerzas Armadas, general Alejandro Navas, dijo que no cree que el proceso sea afectado, “ya que las reglas han sido claras”. “No hay terrenos vedados en Colombia y no estamos dentro de los términos de suspensión de operaciones”, explicó el oficial, quien de esta manera envió un mensaje de calma a los familiares de los rehenes.