Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara veta el acuerdo de pesca con Marruecos por el Sáhara

Estrasburgo considera que el convenio interfiere en los recursos de los saharauis

El Sáhara Occidental y la ecología han tumbado este miércoles el acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos, el mayor de cuantos ha suscrito Bruselas, del que se beneficiaban fundamentalmente un centenar de pesqueros españoles, en su mayoría andaluces y canarios. El Parlamento Europeo votó en contra de la renovación, por otro año, del acuerdo de pesca. La decisión va en contra de la Comisión Europea y de los Estados miembros. Rabat reaccionó a la votación ordenando anoche a todos los barcos europeos que faenan en sus aguas, incluidas las del Sáhara, que las abandonen de inmediato.

La Eurocámara se pronunciaba sobre un informe del parlamentario liberal finlandés Carl Haglund que puso en duda la legalidad del acuerdo porque conlleva escasas ventajas para la población autóctona del Sáhara, supone una “explotación excesiva de los recursos de pesca” de Marruecos y tiene un “magro resultado costo-beneficio”.

La UE paga 36,1 millones de euros anuales a Rabat a cambio de 119 licencias para pescar en aguas marroquíes, 100 de las cuales pertenecen a barcos españoles. El acuerdo era por cinco años pero estaba prorrogado hasta febrero de 2012. La Comisión quería prorrogarlo un año más mientras negocia otro acuerdo.

La UE paga 36,1 millones de euros anuales a Rabat a cambio de 119 licencias para pescar en aguas marroquíes, 100 de las cuales pertenecen a barcos españoles

El informe de Hagklund coincide con los pronunciamientos de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo, que la Comisión quiso pasar por alto. Varias ONG que simpatizan con el Frente Polisario, que lucha por la independencia de la antigua colonia española, llevaban meses haciendo campaña contra el acuerdo.

La votación de la Eurocámara llenó de satisfacción al delegado del Polisario en Bruselas, Mohamed Sidati, quién alabó el “compromiso de la UE con los derechos humanos y el derecho internacional”. La comisaria de Pesca, la griega María Damanaki, reconoció que el apoyo al informe del finlandés manda “un fuerte mensaje al Gobierno de Marruecos de que debe comprometerse a hacer reformas en ese sentido”.

En un intento de apaciguar los ánimos marroquíes, el Embajador de la UE en Rabat, Eneko Landaburu, recordó en un comunicado que la Eurocámara contradice la posición de la Comisión y los Estados. “Lo lamento en lo que afecta a nuestras relaciones con Marruecos”, concluye.

El rechazo de la prórroga compromete la firma de un nuevo acuerdo de pesca de larga duración con Marruecos. “No sabemos si un nuevo acuerdo de pesca es posible con Marruecos (...)”, declaró Damanki. “En todo caso, de aprobarse un acuerdo, tendría que incluir respuestas convincentes a temas clave como el desarrollo ambiental, beneficio económico y legalidad internacional”.

El Ministerio de Medio Ambiente español comparte el disgusto de la Comisión. En un comunicado expresó su rechazo del resultado de la votación en la Eurocámara y su apoyo a la flota española.

Más información