Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las FARC nombran a Timochenko como sucesor de Alfonso Cano

Analistas del conflicto armado colombiano apuntan a que el nuevo jefe de esta guerrilla se refugia en Venezuela

Captura de un vídeo donde aparece el nuevo líder de las FARC. Ampliar foto
Captura de un vídeo donde aparece el nuevo líder de las FARC. AP

Su nombre de bautizo es Rodrigo Londoño Echeverri y el elegido por él cuando entró a las FARC es el de Timochenko. Desde ayer es el número uno de las FARC, en reemplazo del abatido Alfonso Cano.

“Queremos informarles que el camarada Timoleón Jiménez (Timochenko), con el voto unánime de sus compañeros del Secretariado, fue designado el 5 de noviembre, nuevo comandante de las FARC-EP”, dice un comunicado del grupo rebelde conocido en la tarde de este martes en Colombia.

Su elección resume la paradoja en que se encuentra las FARC: es una vieja guerrilla comunista sin ningún respaldo popular que delira con la toma del poder por la vía armada.

Fue en la URSS donde este hombre realizó sus estudios de medicina con especialidad en cardiología. Sin embargo, no son sus dotes científicas lo que lo han llevado a esta posición sino una habilidad innata para el manejo de las finanzas. A través del secuestro, el boleteo y la extorsión han logrado fortalecer las unidades militares que le han encomendado.

Su nombramiento toca también el sensible tema de las relaciones entre Colombia y Venezuela, pues los organismos de inteligencia en Bogotá afirman en voz baja que Timochenko se refugia al otro lado de la frontera. Sin embargo, nadie se atreve a decirlo en público por orden expresa del presidente Juan Manuel Santos quien maneja con guantes de seda a Hugo Chávez.

En el Gobierno de Álvaro Uribe, desde el mismo expresidente hacia abajo, se afirmaba con contundencia que Chávez daba refugio a varios comandantes de las FARC. La reacción de éste fue tan acalorada que incluso los dos países estuvieron a punto de llegar a un conflicto bélico.

Cuando Santos asumió la presidencia (el 7 de agosto de 2010), cambió de táctica y llamó a Chávez como su “nuevo mejor amigo”. El comercio bilateral se recuperó, los empresarios volvieron a hacer sus negocios y, sobre todo, la población de uno y otro país que vive a lo largo de la frontera (2.219 kilómetros, la mayoría selváticos) volvió a movilizarse sin problemas.

A pesar de los buenos vientos que soplan en las relaciones, a pocos le quedaban dudas que Timochenko e Iván Márquez, ahora el número 2 de las FARC, estaban en Venezuela. Sin embargo, este martes cuando las FARC comunicaron quien era el elegido, ninguna fuente del Gobierno se atrevió a decir cuál era su paradero.

Las FARC, catalogadas como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, insisten en que la toma del poder está cerca pese a que las Fuerzas Armadas en un par de años les han dado severos golpes: la operación Jaque que permitió la liberación de Ingrid Betancourt; la muerte de Raúl Reyes, en un campamento en Ecuador; del Mono Jojoy, y la de Alfonso Cano. “Se garantiza así la continuidad del Plan Estratégico hacia la toma del poder para el pueblo. La cohesión de sus mandos y combatientes, como decía Manuel Marulanda Vélez, sigue siendo uno de los más importantes logros de las FARC”

Para las FARC, los análisis por la baja de Alfonso Cano, que auguraban el debilitamiento y próximo fin de la guerrilla, están fuera de discusión. “Esos pobres analistas y políticos mediocres, aduladores del poder, que hoy hablan del derrumbe de las FARC ante la muerte del comandante, son tan ignorantes que ni siquiera merecen el gesto de nuestro desprecio”

Al contrario, en la información le envía un mensaje al exlíder máximo: “Comandante Alfonso Cano: sus lineamientos en el campo militar y político serán cumplidos al pie de la letra”.

Ese es el objetivo, según las DARC, que ahora deberá guiar Timochenko, un hombre que se acerca a los 60 años, preparado académicamente, y que dejo la ciencia para abrazar la causa comunista.

Más información