El "gringo criollo" que espera manejar el destino de Perú

Pedro Pablo Kuczynski esgrime su gestión como ministro de Economía frente a las críticas por su labor privada

El economista Pedro Pablo Kuczynski, que aún aspira a pasar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales peruanas contra el nacionalista Ollanta Humala, mantiene una imagen de éxito cimentada en su gestión como ministro de Economía, que se consolidó al presentarse como un "gringo criollo" apto para apuntalar el crecimiento económico del país. Nacido en Lima el 3 de octubre de 1938, ha ofrecido durante la campaña electoral un mensaje de profundización en la economía neoliberal que en los últimos años ha logrado que su país crezca en un promedio de 6,5%.

De manera paradójica, el candidato ha usado los logros de su gestión como ministro de Economía durante el Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), uno de los candidatos a los que ha dejado fuera de carrera. Y es que Kuczynski puede mostrar un eficiente trabajo que permitió salir a Perú de una etapa de recesión y consolidar una propuesta económica que continuó durante el mandato del mandatario saliente, Alan García.

Más información

Es hijo del médico polaco Maxime Kuczynski, uno de los pioneros del tratamiento de enfermedades tropicales en la selva peruana, y de la maestra francesa Madeleine Godard, por lo que es primo del famoso cineasta francés Jean-Luc Godard. Con estudios en el prestigioso Colegio Markham de Lima, culminó su educación en Inglaterra y luego estudió filosofía, economía y política en la Universidad de Oxford. Casado con la estadounidense Nancy Lange, es un músico consumado, ya que estudió composición, piano y flauta en Suiza e Inglaterra.

Su ingreso en la carrera política se produjo durante el primer Gobierno de Fernando Belaúnde (1963-1968), cuando fue gerente del Banco Central de Reserva. Durante el segundo mandato (1980-1985), ocupó la cartera de Energía y Minas, y en el Ejecutivo de Toledo fue nombrado ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros.

Las mayores críticas que recibe se remiten a su labor privada, ya que sus opositores le acusan de mantener vínculos con grandes trasnacionales y de actuar como lobbysta. Tras salir exiliado en 1968, llegó a Estados Unidos, donde ejerció como jefe de Planificación y Política en el Banco Mundial y fue presidente del First Boston International y director del First Boston Corporation. Además, fue socio de otras grandes empresas e incluso adquirió la nacionalidad estadounidense, una de las principales críticas que se le ha hecho durante la campaña y que le llevó hace dos semanas a iniciar el proceso para renunciar a la misma.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Kuczynski ha negado ser un "pituco" (persona adinerada y frívola), y ha explicado que, por haber vivido de pequeño en la ciudad selvática de Iquitos, se considera un "gringo charapa", la palabra con que se denomina a los nacidos en esa localidad.

Cuando cerró su campaña el domingo, Kuczynski pidió a los jóvenes peruanos, a los que ha buscado acercarse a mediante un uso exhaustivo de las redes sociales, tener "esperanza y no tomar riesgos". "Ustedes saben que hay 10 millones de peruanos que no tienen agua y desagüe, tenemos que hacer algo y por eso hicimos esta alianza", remarcó al explicar la motivación de su agrupación, la Alianza por el Gran Cambio.

Recordó a sus simpatizantes que cuando fue ministro de Economía encontró "la caja vacía" y que la economía "estaba durmiendo". "Vamos a concertar con los partidos demócratas los que quieren que el país se desarrolle" y ratificó que para 2021, año del Bicentenario de la Independencia, Perú "despegará y lo hará con la verdad, honestidad, eficiencia".

El candidato a las presidenciales de Perú Pedro Pablo Kuczynski, en un acto anoche en Lima.
El candidato a las presidenciales de Perú Pedro Pablo Kuczynski, en un acto anoche en Lima.SERGIO URDAY (EFE)

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50