Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama intenta coordinar una respuesta conjunta ante la crisis de Libia

El presidente de EE UU habla con los presidentes de Italia, Reino Unido y Francia

El presidente estadounidense ha conversado esta tarde por teléfono con los líderes de Italia, Reino Unido y Francia para coordinar una respuesta internacional a la crisis en Libia. Según un comunicado de la Casa Blanca, Obama ha consultado con los presidentes europeos las posibles respuestas a la situación en el país árabe.

Obama "expresó su profunda preocupación por el uso de la violencia por parte del Gobierno libio, en violación de las normas internacionales, y discutió las formas más adecuadas y efectivas en que puede responder inmediatamente la comunidad internacional".

En conversaciones separadas con Silvio Berlusconi, Nicolas Sarkozy y David Cameron, el presidente norteamericano analizó cuáles son las opciones para garantizar que el Gobierno de Libia, liderado por Gadafi desde hace 42 años, asuma la responsabilidad de los hechos. Los líderes también cubrieron la planificación del envío de ayuda humanitaria y compartieron los siguientes pasos que va a dar tanto Estados Unidos como la Unión Europea.

El comunicado no especifica las acciones que tomará Estados Unidos en Libia, pero afirma que seguirá en contacto con los presidentes europeos.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney admitió durante la rueda de prensa del jueves que las sanciones son una de las posibilidades consideradas, pero rechazó especificar más. Al preguntarle si se consideran acciones militares, contestó que "ninguna opción está fuera de la mesa". Además de las sanciones, se estaría considerando la restricción de los vuelos sobre territorio Libio para impedir los bombardeos por parte de las fuerzas gubernamentales y la expulsión de Libia del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Por su parte, el Gobierno francés pedirá una nueva reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para responder a la situación en Libia.

Obama se pronunció sobre la situación en Libia, por primera vez, éste miércoles. "El derramamiento de sangre y sufrimiento es inaceptable", declaró entonces. Estados Unidos ha manifestado que quiere coordinar su respuesta con la de la comunidad internacional y que sus objetivos son el fin de la violencia y garantizar la seguridad de los ciudadanos norteamericanos en Libia.

El Gobierno estadounidense ha coordinado la evacuación de más de 500 ciudadanos en un ferry que sigue atracado en el puerto de Tripoli a esperas de que mejoren las condiciones meteorológicas.