Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos en las protestas de jóvenes chiíes en Bahréin

La policía ha abierto fuego contra una multitud que celebraba un funeral por el joven muerto ayer durante las primeras manifestaciones para pedir más democracia.-El principal partido de la oposición abandona el Parlamento en protesta por la represión

Las protestas en Bahréin amenazan con desembocar en una grave crisis similar a la que terminó con el régimen egipcio de Hosni Mubarak. Al menos una persona ha muerto y varias decenas han resultado heridas esta mañana al abrir fuego las fuerzas policiales contra una multitud que celebraba un funeral por el joven muerto ayer durante las primeras concentraciones para pedir una democratización de las instituciones del país, según informa la cadena Al Yazira citando fuentes de la oposición y varias ONG.

Fadhel Ali Almatrook fue alcanzado por disparos de bala en Manama, la capital del país del golfo Pérsico, según informa la cadena árabe citando a un responsable de una ONG local. "Esta mañana los manifestantes estaban marchando desde el hospital al cementerio cuando han sido atacados por los agentes antidisturbios", ha explicado esta fuente. "Miles de personas se han echado a la calle para demandar el final del régimen, lo que ha provocado que la policía intentara dispersarlos con gases lacrimógenos y empleando una fuerza desmesurada", ha denunciado.

Plantón de la oposición

El partido chií Wefaq, el principal de la oposición, ha suspendido su participación en el Parlamento de Bahréin "en protesta por la represión de los manifestantes", que ha causado la muerte de dos personas en las últimas 24 horas. En un comunicado difundido en la pagina web del grupo, Al Wifaq condena "el uso de violencia exagerada contra los manifestantes" por parte de las fuerzas de seguridad, que han cargado contra participantes en la protesta que se desarrolló hoy por tercer día consecutivo.

En declaraciones a la cadena catarí Al Yazira, el líder de Al Wifaq, Abdul Jalil Jalid, dijo que las protestas que se están desarrollando son pacíficas pero señaló que, en respuesta, la policía está recurrendo a la fuerza. "La gente sólo quiere reformas (...). La gente está pidiendo que el Parlamento asuma todas sus funciones", ha agregado el dirigente del Wifaq, que cuenta con 18 de los 80 escaños de la asamblea legislativa.

Esta muerte ocurre al día siguiente de la celebración del Día de la Ira, convocado por activistas locales a través de Internet inspirados por las recientes revueltas en Egipto y Túnez. Miles de jóvenes chiíes salieron a la calle para exigir una reforma constitucional que corrija la discriminación a la que, según ellos, está sometida la población chií, mayoritaria en Bahréin, país de alrededor de un millón de habitantes en el que reina una dinastía suní. La policía los dispersó con gases lacrimógenos y balas de goma. Pese a ser un país pequeño, Bahréin es un centro de importancia estratégica, en el que tiene su base la V Flota de la Marina estadounidense.