Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestran en Argelia a una turista italiana

Aunque todavía no hay confirmación oficial, un rotativo local apunta que detrás del secuestro podría estar Al Qaeda en el Magreb

Una turista turista italiana ha sido secuestrada por un grupo terrorista en la región de Alidena, a 250 kilómetros de la localidad de Djanet, en el sur de Argelia, según ha informado la agencia oficial argelina APS. El suceso se produjo durante la noche del miércoles al jueves, cuando regresaba de un recorrido por la conocida zona turística de Djanet.

Según el diario argelino Echourouk, que cita "fuentes seguras", la turista secuestrada sería Maria S., de 53 años y podría haber sido raptada por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), grupo que ya ha llevado a cabo en el pasado secuestros de extranjeros en la región del Sahel. La italiana ya habría sido trasladada al país vecino, Níger.

En el momento del secuestro, iba acompañada de un cocinero y un guía turístico, ha indicado APS. Al parecer, dos grupos terroristas armados en todoterreno siguieron a la mujer y uno de ellos acabó secuestrándola y liberando a sus dos acompañantes. Los raptores le permitieron realizar una llamada desde su teléfono para advertir de lo sucedido al director de la agencia de viajes que había organizado su estancia. La italiana había contratado los servicios de la agencia para una estancia de 14 días en las zonas turísticas más conocidas del sur del país y se encontraba en el octavo día de su recorrido cuando fue capturada.

Desde que en febrero de 2003 fueran capturados 32 turistas europeos en el desierto del sur argelino, no se había producido ningún secuestro de extranjeros en Argelia, que desde hace meses había prohibido viajar a algunas zonas turísticas del país, aunque no a la de Djanet.

En el caso de que se confirme que Al Qaeda es la autora del secuestro, la organización terrorista tendría en sus manos a ocho rehenes. Continúan secuestrados cinco franceses, un ciudadano de togo y otro de Senegal, apresados en Níger y retenidos en el norte de Malí, en donde permanecieron cautivos los tres catalanes capturados en noviembre de 2009 al norte de Nuakchot (Mauritania). En enero, dos ciudadanos franceses fueron secuestrados por Al Qaeda en el centro de Niamey, capital de Níger, y horas después aparecieron muertos cerca de la frontera con Malí.