Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bin Laden amenaza a Francia y responsabiliza a Sarkozy de los secuestros

El jefe de Al Qaeda advierte al presidente francés de que su política le va a "costar caro a él y a su país"

El jefe de la organización terrorista Al-Qaeda, Osama Bin Laden, amenaza directamente a Francia y relaciona la suerte de los varios rehenes franceses secuestrados en varias partes del mundo a la política de Nicolas Sarkozy en Afganistán. Así lo afirma en un mensaje de audio difundido ayer por la cadena de televisión de Qatar, Al-Jazzira. Es el segundo mensaje amenazante de Bin Laden, directamente dirigido a Francia, en menos de tres meses.

El jefe de Al Qaeda asegura que la política de Sarkozy le va a "costar caro a él y le va a costar caro a Francia, en diferentes frentes, en el interior y en el exterior del país". Y añadió: "Repetimos el mismo mensaje: la liberación de vuestros prisioneros de manos de nuestros hermanos está relacionada con la retirada de vuestros soldados de nuestro país". Bin Laden continuó luego en el mismo tono amenazante: "El rechazo de vuestro presidente a retirarse de Afganistán es el resultado del seguidismo de los Estados Unidos y esto implica la vía libre para matar a vuestros prisioneros".

Actualmente, hay dos periodistas franceses de televisión en manos de los talibanes, secuestrados en Kabul el 30 de diciembre de 2009. Hasta ahora, Bin Laden no se había referido nunca a estos dos rehenes. Los secuestradores, en principio, habían exigido para su libertad la liberación de varios presos talibanes en Afganistán. Francia también cuenta con un miembro de los servicios secretos galos secuestrado en Somalia en agosto de 2009.

En septiembre, Al Qaeda del Magreb, secuestró en Níger a cinco franceses que trabajaban en las minas de uranio que la multinacional francesa Areva -o empresas relacionadas con ella- explota en la región. El último caso de secuestro de franceses en la zona del Sahel se produjo el pasado siete de enero: dos jóvenes de 25 años que trabajaban en dos ONGs fueron raptados a la fuerza mientras cenaban en un restaurante de Niamey. Murieron durante el combate que se produjo horas después entre los secuestradores y fuerzas francesas que se habían lanzado a rescatarles.

Actualmente, Francia mantiene en Afganistán, bajo la bandera de la OTAN, unos 3.700 soldados. El ministerio francés de Asuntos Exteriores aseguró ayer que Francia "está determinada a continuar en Afganistán hasta que se acabe el trabajo". Francia no ha adelantado nunca la fecha de su retirada de Afganistán.