Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta solidaria ante Naciones Unidas

Decenas de manifestantes se concentran en Nueva York para en solidaridad con el pueblo egipcio

"No importa lo lejos que estemos. Queremos hacerles saber que no están solos", decía entre pilones amontonados de nieve uno de los manifestantes que acercaron este sábado a la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, para "apoyar a los que no tienen voz en Egipto". Fue la más grande de las movilizaciones de protesta celebrada en más de una decena de ciudades en Estados Unidos.

La organizadora es la Alliance of Egyptian Americans, que desde hace días lleva siguiendo con "gran preocupación" la situación a la que se enfrentan sus compatriotas a orillas del Nilo. "La lucha en Egipto es nuestra lucha", rezan los carteles con letras negras sobre fondo amarillo que portan los manifestantes, con un cielo que amenaza con otra nevada en la rivera del Hudson.

"Egipto, os escuchamos", claman otras pancartas. Se trata de una manifestación pacífica, como la celebrada ante la Embajada de Egipto en Washington. Y a pesar de la dificultad del momento, parece correr cierto aire de optimismo entre los convocados, porque creen que "el cambio está en camino". Por eso piden a Barack Obama que sea "más duro" con Hosni Mubarak.

La AEP cree que el presidente Mubarak debe honorar el deseo de reforma que pide le pide el pueblo desde la calle y exige que renuncie a los métodos violentos del pasado a la hora de lidiar con el deseo del pueblo. En esta línea, y en respuesta a las noticias que llegan sobre las primeras víctimas mortales, los manifestantes piden el fin de la brutalidad policial.

"Su sangre es nuestra sangre", reza otra pancarta. La comunidad egipcia en EE UU está pegada desde hace días a la televisión y al ordenador para tener una idea más clara posible de lo que sucede en su país natal. "Aquí no cortan Internet, no hay apagón informativo", comenta uno de los manifestantes, que no se corta en calificar a Mubarak de "dictador" y le pide que deje el poder.

La única manera que tienen de comunicarse con sus familiares y amigos, cuenta, es por teléfono. Ahora deciden lanzarse también ellos a la calle, y en concreto ante la ONU, esperando que eso sirva para hacer presión a la Comunidad Internacional. La AEP dice sentirse orgullosa al ver que los residentes en EE UU se movilizan para defender los derechos de su gente.

"Su libertad es nuestra libertad aquí en EE UU. Vete, Mubarak, 30 años es suficiente". La protesta pacífica en Nueva York duró un par de horas y reunió a varios centenares de personas. Varias docenas de egipcios lo hicieron el viernes a las afueras de una mezquita en Astoria, en el popular barrio de Queens, y otra ante el consulado. Otras tantas lo hicieron en Nueva Jersey.