Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza la campaña electoral para las legislativas venezolanas

El resultado de las elecciones servirá para medir la popularidad de Chávez dos años antes de las presidenciales de 2012

Hoy ha comenzado en Venezuela la campaña para las elecciones legislativas del 26 de septiembre, que algunos consideran un barómetro para medir la popularidad del presidente Hugo Chávez de cara a las presidenciales de 2012 y una oportunidad para que sus oponentes se hagan más fuertes once años después de que Chávez llegase al poder.

"La popularidad del presidente Chávez ha disminuido fuertemente en el último año y llega en 37% a este inicio de campaña para las legislativas, lo que se traduce en una baja intención de voto para el oficialismo, que se ubica en 32% frente al 46% de la oposición", asegura la empresa demoscópica Keller & Asociados, citada por el diario venezolano El Universal.

Las recientes noticias sobre la tasa de criminalidad en Venezuela, una de las más altas del mundo, con 19.133 asesinatos solo el año pasado, y la recesión que lleva un año azotando al país caribeño estarían detrás del descenso en la popularidad del mandatario. "Sin embargo, esto no impide que Chávez esté de nuevo en primera línea de la campaña del Partido Socialista Unido (PSUV, en el poder), que se enfrentará a una oposición aún debilitada y con dificultad para presentar un bloque unido", añade el periódico.

Posibilidades de la oposición

Las posibilidades de que la oposición gane la mayoría de escaños en el Parlamento son escasas incluso aunque el partido oficialista consiguiese menos votos, según analistas, debido a los cambios en las circunscripciones electorales y la distribución de diputados en ocho Estados venezolanos -gobernados en su mayoría por la oposición-, impulsados por el presidente en enero. El objetivo es pues más bien conseguir un tercio de los asientos, lo que disminuiría las posibilidades del partido de Chávez de hacer grandes cambios legislativos.

La presencia de la oposición en la asamblea nacional se reduce a un grupo de legisladores tránsfugas que abandonaron las listas de Chávez en 2007, lo cual ha dado carta blanca al presidente desde 2005. El mandatario, que solo ha perdido una de las doce elecciones a las que se ha presentado, ha utilizado su poder para remodelar uno de los países más pro estadounidenses del continente en un régimen socialista, extendiendo su dominio al poder judicial y otras instituciones.

Alrededor de 17 millones de venezolanos están llamados a elegir a los 165 miembros de la asamblea nacional. De estos, 110 son cargos nominales, 52 escaños están reservados para candidaturas tipo lista, 3 están para cargos indígenas y 12 para el parlamento latinoamericano. La campaña terminará el 23 de septiembre.