_
_
_
_

La CIA asegura que el científico nuclear iraní colaboró por cinco millones de dólares

Shahram Amirí, que ha llegado a Teherán, acusa a Washington de haberle tenido secuestrado

"Soy un mero investigador que trabajaba en la universidad. No me ocupo de asuntos confidenciales. No tengo información secreta", ha declarado Shahram Amirí ante los periodistas al poco de aterrizar en Teherán. Sin embargo, el diario The Washington Post aseguraba que la CIA le pagó cinco millones de dólares a cambio de información sobre el programa nuclear de Irán. La historia del científico iraní, cuya pista se perdió en Arabia Saudí en junio del año pasado, sigue ofreciendo muchas contradicciones.

Amirí ha reiterado que fue secuestrado cuando se encontraba de peregrinación en La Meca y trasladado a EE UU, donde dijo haber sido sometido a duros interrogatorios y recibido incentivos económicos para hablar en contra de Irán. Washington ofrece una versión diferente. Según sus portavoces, el científico desertó por su propia voluntad, ofreció información interesante y luego cambió de opinión y decidió regresar a su país.

Más información
Reaparece un científico iraní en la Embajada de Pakistán en Washington
Las sanciones ya hacen mella en Irán

En ambos relatos hay contradicciones y puntos oscuros que probablemente no lleguen a aclararse nunca. Amirí afirma que fue secuestrado, pero reconoce que se subió voluntariamente a un coche que, a la puerta de su hotel en Medina, le brindó trasladarle hasta una mezquita cercana. También ha denunciado que le sometieron a "la más severa tortura física y mental". Sin embargo, compareció ante la prensa con buen aspecto físico, e incluso daba la impresión de haber engordado varios kilos respecto a la imagen anterior a su desaparición que han difundido los medios locales.

Con todo, lo más sorprendente es que lograra escaparse de sus captores, pues ha relatado que estaba vigilado por "agentes armados". El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, explotó esa inconsistencia cuando apuntó a los vídeos que el científico logró colgar de Internet en los últimos meses.

EE UU, por su parte, ha negado haber secuestrado a Amirí, pero no ha explicado cómo llegó hasta allí, ni qué relación ha tenido con sus servicios secretos. Según The Washington Post, el científico recibió cinco millones de dólares de un programa secreto de la CIA para captar a personas con información sobre el proyecto nuclear iraní. Además, The New York Times cita a un alto funcionario sin identificar que asegura que esa agencia también le proporcionó una casa en Arizona como parte de su Programa de Realojamiento para desertores.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En ese caso, no está claro por qué habría decidido volver. Fuentes citadas en la prensa estadounidense han sugerido que su familia pudo recibir amenazas. Amirí, que fue recibido en el aeropuerto por su esposa y su hijo de siete años, además de un viceministro de Exteriores, negó ese extremo. "Mi familia ha estado libre en todo momento e incluso ha recibido apoyo económico del Gobierno iraní", ha asegurado. El viceministro, por su parte, negó que Irán vaya a liberar a cambio a los tres excursionistas estadounidenses que detuvo el verano pasado en la frontera con Irak.

El científico iraní Shahram Amirí abraza a su hijo al aterrizar en Teherán, tras 14 meses en paradero desconocido en EEUU.
El científico iraní Shahram Amirí abraza a su hijo al aterrizar en Teherán, tras 14 meses en paradero desconocido en EEUU.AFP

Cronología de una desaparición

Junio 2009 - Shahram Amirí desaparece en Arabia Saudí mientras peregrina hacía la Meca.

Septiembre de 2009 - El Organismo Internacional de Energía Atómica revela la existencia de una segunda planta de enriquecimiento de uranio en Irán.

Octubre de 2009 - El ministro de Exteriores iraní Manucher Mottaki asegura tener documentos que prueban el secuestro del físico por parte de EE UU.

Diciembre de 2009 - Irán acusa a Arabia Saudí de ayudar a EE UU en el secuestro.

Marzo de 2010 - Varios medios aseguran que Amirí ha desertado de la causa iraní y está en EE UU por voluntad propia. La cadena ABC asegura que ha ayudado a confirmar la existencia de la segunda planta de enriquecimiento de uranio.

Junio 2010 - La televisión estatal iraní trasmite un vídeo en el que Amirí declara haber sido secuestrado y torturado por EE UU. Días después otro vídeo con otro Amirí es colgado en Internet. El supuesto físico dice estudiar en Estados Unidos. Irán llama al embajador suizo en Teherán y le entrega documentos que, asegura, prueba el secuestro del físico. El 29 la televisión estatal trasmite otro vídeo de Amirí, en el que pide ayuda a las organizaciones por los derechos humanos tras haber escapado de sus captores.

Julio 2010 - Irán envía más documentos a EE UU sobre la desaparición del científico y solicita su liberación. El 13 el físico se refugia en la oficina de intereses iraníes de la Embajada paquistaní en Washington, que gestiona los asuntos diplomáticos de Teherán en EE UU.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_