Cumbre nuclear en Washington

Zapatero pide "prevención" contra el peligro del terrorismo nuclear

El presidente español, que ha intervenido en la cena de Obama a los mandatarios que asisten a la cumbre nuclear, respalda a EE UU en su política de sanciones a Irán

Zapatero ha subrayado esta noche en Washington la necesidad de "prevenir y neutralizar" el peligro de que grupos terroristas puedan acceder a material nuclear, para lo que aboga por armonizar un régimen de sanciones contra quienes les den refugio o les presten apoyo logístico y financiero, así como por reforzar la seguridad de las instalaciones nucleares y perfeccionar los marcos legales para mejorar la eficacia del trabajo policial y judicial. "Hasta ahora hemos visto ataques terroristas masivos, y EE UU y España lo sabemos muy bien, pero la locura y el fanatismo hace que no podamos descartar que puedan usar armas nucleares", afirmó en su intervención en la cena que el presidente de EE UU, Barack Obama, ofreció a los jefes de Estado y Gobierno asistentes a la cumbre de seguridad nuclear. Zapatero -que tomó la palabra junto a los líderes de Francia, Japón, Pakistán y Alemania- mostró su "respaldo al ambicioso plan de Obama para reducir el riesgo nuclear" y aseguró que si Irán no cumple las exigencias de la comunidad internacional sobre su plan nuclear "tendrá que asumir sus responsabilidades".

Más información
Las claves de la Cumbre Nuclear en Washington
Obama aísla a Irán en la cumbre nuclear
Obama alerta contra el terrorismo nuclear
Declaración final de la cumbre nuclear

El presidente explicó también que el plan de rescate de Grecia costará a España 3.660 millones de euros, el 12,2% de los 30.000 millones que pondrán los 15 países que comparten el euro con el país helénico, y que el Gobierno aprobará durante el mes de abril un decreto ley para ampliar con esta cantidad el capítulo VIII de los Presupuestos Generales del Estado para 2010.

Aunque Grecia aún no ha pedido la ejecución del plan a sus socios, fuentes gubernamentales consideran "probable" que se desembolse finalmente este dinero, en forma de un préstamo a tres años y al 5% de interés, y que incluso haya que ampliarlo en el futuro. Durante el pasado fin de semana, Zapatero telefoneó dos veces al líder del PP, Mariano Rajoy. La primera, el viernes; para ponerle al corriente de sus gestiones, y la segunda el domingo, para comunicarle los resultados de la videoconferencia de los ministros de Economía del Eurogrupo. La petición de que se concretará el plan de rescate, que sólo había sido esbozado en el Consejo Europeo del pasado día 25, se la hizo el jueves a Zapatero el primer ministro griego, Yorgos Papandreu. Al día siguiente, el primero habló con Sarkozy, Barroso, Van Rompuy y Junker.

En una conversación informal con los periodistas, Zapatero también se mostró convencido de que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña "tendrá efectos políticos limitados". El presidente dijo desconocer si la reunión que mantendrán los magistrados del Constitucional los días 14 y 15 servirá para acordar una sentencia que se espera desde hace tres años, pero aseguró que es "indiferente" el que ésta se conozca antes o después de las elecciones autonómicas catalanas de otoño, ya que no tendrá en su opinión efectos sobre la misma. El presidente está convencido de que la aplicación del Estatuto durante el tiempo que lleva vigente ha demostrado que las catastróficas consecuencias que se le atribuían eran imaginarias.

Zapatero saluda a Obama a su llegada a la cumbre de seguridad nuclear en Washington.
Zapatero saluda a Obama a su llegada a la cumbre de seguridad nuclear en Washington.REUTERS
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS