Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fariñas denuncia al régimen castrista ante la OEA por violar "todos" sus derechos

El disidente cubano, en huelga de hambre desde el 24 de febrero, presenta una acusación formal para que el organismo se pronuncie

El periodista disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde el pasado 24 de febrero, que inició en protesta por la muerte del también disidente preso Orlando Zapata, ha denunciado formalmente la "violación" de sus derechos fundamentales por parte del régimen de la isla ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA). "Deseo presentar mi acusación formal ante esta comisión contra el ilegítimo régimen de Fidel y Raúl Castro, por la violación legislada, sistemática programada y ejecutada contra mi familia y mi persona y todos nuestros derechos naturales y libertades fundamentales reconocidas universalmente", señala en una carta con fecha 27 de marzo.

La misiva forma parte de una denuncia presentada este jueves ante la CIDH, acompañada de un dossier de documentos que sustentan su argumentación. La acusación es contra los hermanos Castro "y toda la cadena de comando de personas que han hecho posible que esas órdenes contra Fariñas y contra su familia sean ejecutadas". Según Fariñas, la violación de "todos" sus derechos comenzó el pasado 1 de enero de 1959, cuando la revolución encabezada por Fidel Castro triunfó en Cuba instaurando un régimen comunista que sigue en el poder después de 51 años.

Con esta acción, Fariñas y otros disidentes esperan que "haya un aluvión de acusaciones de otras personas" ante el organismo interamericano, señala la activista y refugiada cubana Alina Brouwer. El objetivo, aclara, no es que la OEA tome acciones "contra" el régimen castrista, sino que se pronuncie "a favor del activista Fariñas, de que haya un reconocimiento público y oficial, porque no estamos hablando de un asunto político, sino de derechos que son básicos y que están siendo vulnerados".

Huelga "hasta morir"

La carta fue escrita desde el hospital de la localidad de Santa Clara, en la provincia de Villa Clara, donde el periodista fue ingresado el pasado 11 de marzo tras perder el conocimiento. Los médicos han alertado de su delicado estado de salud, pero él asegura que mantendrá la huelga de hambre y sed hasta que Castro libere a 26 presos políticos que se encuentran gravemente enfermos. Ante esta situación, Fariñas deja claro que la carta a la CIDH ha sido escrita "en perfecto estado" de sus "facultades mentales" aunque "en franco deterioro físico debido a la huelga de hambre" que ha estado cumpliendo desde hace más de un mes y que lo tienen "postrado en una cama".

Precisamente ayer, el disidente exhortó públicamente a ciudadanos afines al régimen a iniciar una huelga de hambre "hasta morir" como protesta contra la "supuesta campaña mediática" internacional que, según ellos, han emprendido algunos gobiernos y medios de comunicación internacionales contra La Habana tras la muerte de Zapata. Fariñas, que rechaza la existencia de esta campaña, apuntó que "si ellos se creen idealistas, deberían entonces hacer una huelga de hambre para protestar contra esa campaña internacional que ellos dicen que se ha creado" fuera de Cuba.

Sin precisar nombres, el periodista opositor comentó también que ha recibido muchas llamadas de funcionarios europeos y estadounidenses le han instado a que abandone esta forma de diplomáticos de EE UU y la UE para pedirle que abandone su huelga, gestos ha agradecido pero que no le van a convencer para dejar su protesta.