Catástrofe en Chile

Suben a 452 los cadáveres identificados tras el seísmo de Chile

Ban Ki-moon llega al país para conocer los efectos de la catástrofe mientras nuevas réplicas siembran el pánico entre la población

El Gobierno chileno ha identificado hasta el momento a 452 cadáveres de los centenares que el pasado sábado dejó el terremoto y posterior tsunami que asoló la zona centro y el sur de Chile. Los 173 nuevos nombres que, seis días después de la catástrofe, han sido facilitados por el subsecretario del Ministerio del Interior, Patricio Rosende, se unen a la lista de los 279 que habían sido reconocidos hasta ahora.

El Ejecutivo de Bachelet ha decidido no entregar cifras sobre el número de muertos sin identificar, como había venido haciendo desde el día del terremoto, y proporcionar cada 24 horas sólo los nombres de las personas identificadas.

"Quienes han muerto en esta catástrofe son personas, y no números, y mientras no tengamos nosotros la certeza total de quiénes son los chilenos que han fallecido en esta catástrofe nos vamos a limitar a informar de aquellos respecto de quienes sí podemos acreditar su identidad", ha explicado Rosende. Anteriores recuentos habían elevado a 800 la cifra total de víctimas.

Más información

Ban Ki-moon, de visita en el país

Mientras la tierra no deja de temblar con nuevas réplicas sísmicas, algunas de más seis grados de magnitud, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha llegado esta madrugada (hora española) a Chile para conocer sobre el terreno los efectos del terremoto del sábado.

Ban viajará mañana a Concepción, la zona más castigada por el seísmo y segunda ciudad más importante de Chile, cuyos habitantes sufren además el toque de queda de dieciocho horas diarias impuesto por las autoridades.

"Me conmueve ver el fuerte coraje y la resistencia del pueblo chileno", ha afirmado Ban, tras reunirse con la presidenta, Michelle Bachelet, en el palacio de La Moneda, donde comprometió una contribución de diez millones de dólares del fondo de respuesta de emergencia central de la ONU.

Varios seísmos mantienen aún en vilo a la población

Poco después de que Ban abandonara La Moneda, un seísmo de una magnitud de 4,9 grados Richter se produjo a las 17.18 horas (21.18, hora peninsular española) al sur del país, con su epicentro bajo el mar, a 35 kilómetros al noroeste de la castigada ciudad. Ocho horas antes ya se habían registrado otros tres temblores de más de seis grados en Concepción y poblaciones aledañas cuyos habitantes se echaron compulsivamente a las calles a pesar del toque de queda y se encaminaron hacia los cerros y zonas altas de las cercanías.

Durante la noche y madrugada pasada se habían repetido varios temblores más, cuyas magnitudes oscilaron entre los 4,6 y los 5,2 grados.

Desde el fuerte seísmo del sábado pasado, se han registrado alrededor de 200 réplicas. La última más fuerte se registró la noche del miércoles en las costas de Valparaíso con una magnitud de 6,1. Horas antes, otra de 5,9 sacudió el centro del país, especialmente en Constitución, una de las zonas más golpeadas por el tsunami provocado tras el primer temblor de 8,8.

Tres días de luto nacional

La presidenta Bachelet ha decidido decretar tres días de luto nacional por la tragedia. La medida entrará en vigor a partir de este próximo domingo. El Gobierno invitó a la población que así lo desee a exhibir las banderas chilenas en las fachadas de sus viviendas como muestra de solidaridad por las víctimas del temblor.

Destituido el jefe de la oficina Oceanográfica de la Armada chilena

La Armada de Chile anunció ayer la destitución del comandante Mariano Rojas, director del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA), debido a la falta de coordinación que impidió dar el alerta de tsunami tras el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter que afectó a Chile el pasado sábado.

Las imprecisiones en las mediciones no permitieron materializar el anuncio, confundiendo incluso a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y causando la muerte de un número indeterminado de personas en las zonas costeras cercanas al epicentro que perecieron porque no alcanzaron a escapar de las olas gigantescas.

La Armada ha anunciado en un comunicado que se realizará "una investigación técnica destinada a determinar las responsabilidades y esclarecer las circunstancias derivadas del proceso de toma de decisiones, asesoría y desempeño técnico de los distintos niveles que accionaron como respuesta a la catástrofe natural".

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50