Los baazistas participarán en las elecciones de Irak

Se trata de casi medio millar de candidatos supuestamente vinculados con el partido Baaz del régimen de Sadam Husein

Los cerca de 500 candidatos vetados por sus supuestos vínculos con el partido Baaz del régimen de Sadam Husein podrán presentarse a las elecciones legislativas del 7 de marzo. Así lo ha decidido un tribunal de apelaciones iraquí. La sentencia, que parece política tras las presiones de EE UU sobre el Gobierno de Bagdad, no ha gustado al Comité de Justicia y Transparencia de Irak, impulsor de la prohibición.

En declaraciones a la televisión estatal Al Iraqiya, su director, Alí al Lami, ha explicado que ésta se debe a que el tribunal no ha tenido tiempo "para investigar con exactitud los nombres de las personas y partidos incluidos en la lista de descartados para participar en los comicios". Además, Al Lami ha pedido que el Ministerio de Exteriores impida cualquier intromisión de Estados Unidos en los asuntos internos de Irak.

Más información
Un atentado causa 20 muertos y más de 100 heridos en Irak

La prohibición había sido impuesta el mes pasado, y era vista por los suníes, que otrora controlaron Irak, como un intento por las actuales autoridades chiíes de marginarles.

"El órgano de apelación decidió permitir que los candidatos vetados participen en las próximas elecciones y decidió aplazar el análisis del caso [en su contra] hasta después de los comicios", ha explicado Hamdiya al Husseini, miembro de la Comisión Superior Electoral Independiente, aclarando que los candidatos no podrán asumir su escaño hasta que haya un veredicto final.

Magistrados sin rostro

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Comité de Justicia y Transparencia de Irak es un órgano independiente que busca en parte garantizar que el partido Baaz no vuelve a la vida pública. En enero anunció que varios partidos no deberían presentarse. Su lista original incluía a 511 candidatos, entre los que estaba el conocido político suní Saleh al Mutlaq, quien trata de cortejar los votos de los nostálgicos del régimen de Sadam.

Los candidatos vetados tenían derecho a impugnar la decisión ante el tribunal de apelación, integrado por siete magistrados no identificados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS