Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escándalo diplomático entre Rusia y Ucrania

El presidente ucranio rechaza las cartas credenciales del embajador ruso enviadas justo tras su derrota electoral

Víctor Yúshenko, el futuro ex presidente de Ucrania, ha desatado un escándalo diplomático con Moscú. Yúshenko, perdedor de las elecciones del pasado 17, ha rechazado las cartas credenciales del nuevo embajador ruso. El aún presidente ha explicado que los documentos oficiales mediante los que Moscú presenta su embajador a Kiev no incluyen el nombre del jefe de Estado ucranio. Es decir, el suyo.

El presidente ruso, Dimitri Medvédev, anunció esta semana el envió del nuevo embajador, seis meses después de su aprobación el 5 de agosto. Días después, una carta abierta de Medvédev arremetía contra la política de oposición a Rusia de Yúshenko y anunciaba la suspensión indefinida del envío del diplomático. El ucranio, líder de la protesta popular llamada revolución naranja en 2004, es pro occidental, partidario de la entrada del ex país satélite de la URRS en la OTAN y de la salida de la flota rusa de la península de Crimea y fue de los pocos que apoyo a Georgia en la guerra de Osetia en 2008.

Según los analistas, la Presidencia ucrania ve una falta de respeto tanto por la omisión del nombre de Yushénko en las cartas credenciales como en enviarlas justo después de la derrota electoral del presidente y justo antes de la segunda vuelta del 7 de febrero. Los ucranios deberán escoger entre dos primeros ministros: Una en funciones, Yulia Timoshenko, y su antecesor en el cargo, Víctor Yanukóvich. Yushénko ha acusado a ambos de estar a las órdenes del Kremlin.

Para Yúshenko "no existen cartas credenciales dirigidas a la aldea del abuelo" y ha encargado a su Ministerio de Exteriores que "haga imposible está pequeña provocación". El ministro ha declarado que no tienen porque aceptar las cartas si están mal redactadas. "Existe la práctica diplomática y si alguien quiere dar un paso no amistoso la parte ucrania no lo permitirá". Desde el ministerio se ha asegurado que si no se subsana el error, el nuevo embajador sólo podrá entrar en Ucrania como ciudadano ruso.