Las empresas españolas apuestan por la reelección de Álvaro Uribe

Las firmas presentes en Colombia creen que el actual presidente da seguridad

En términos mediáticos, la visita a España del presidente colombiano, Álvaro Uribe, ha estado eclipsada por la de su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, que ha acaparado todas las portadas de periódicos e informativos posibles. En términos prácticos, sin embargo, el mandatario se ha llevado consigo el visto bueno de las empresas españolas presentes en Colombia a su posible reelección el próximo año, aún sin dilucidar. Al término del encuentro que mantuvo con los empresarios ayer por la mañana, el presidente de las Cámaras de Comercio, Javier Gómez-Navarro, aseguró que la posibilidad de que Uribe se vuelva a presentar -lo que supondría, en caso de ganar, un tercer mandato, y para lo cual es necesario una reforma constitucional- "es una buena noticia".

"[Uribe] ha demostrado que cumple sus promesas, lo que, a su vez, da seguridad a las empresas", afirmó Gómez-Navarro tras una reunión con el presidente colombiano, "un gran conocedor de la realidad de su país y de las inversiones españolas". Asimismo, reconoció que el mandatario aportó información "muy valiosa" de la situación económica de su país a los empresarios, que han asumido "muchos riesgos" para invertir en Colombia. El presidente de las Cámaras recordó, a la salida del acto, que Colombia ha sido el único país latinoamericano que jamás ha renegociado su deuda y, a pesar del daño que ha hecho el terrorismo, Uribe ha logrado que las empresas recuperen la confianza para que acudan al país sin ningún temor.

Al encuentro con los empresarios, que según la delegación colombiana desbordó las previsiones, asistieron, entre otros, presidentes y consejeros del Grupo PRISA (editor de EL PAÍS), Endesa, Iberia, Telefónica Latinoamérica, BBVA y Cepsa.

Al concluir el acto, el presidente colombiano se entrevistó en la Embajada de Colombia con el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, a quien reconoció que la situación económica española, debido a la crisis, está afectando a Colombia, ya que España es el segundo país inversor, informa Efe. Como ya ocurrió el martes por la tarde con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Uribe también abordó con Rajoy la lucha antiterrorista, con especial énfasis en la que mantiene su país con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Uribe, galardonado

Esa labor contra el terrorismo ha propiciado que el Ayuntamiento de Cádiz concediese a Uribe el Premio Libertad Cortes de Cádiz, un obsequio criticado por más de 150 colectivos, que opinan que premiar a Uribe, a quien consideran "autoritario" y "cómplice" de delitos de lesa humanidad, por ese motivo es insultar a los derechos humanos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En su discurso de agradecimiento, muy similar al que ofreció el día anterior en un coloquio organizado por el Foro de la Nueva Economía, Uribe ofreció el premio a los cerca de 1.700 "soldados y policías" de su país mutilados por las minas antipersonas, y que aún se encuentran en algún hospital militar de Colombia recuperándose.

En una constante que se ha repetido prácticamente en todos los actos de su visita, Uribe enfatizó la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo que se ha producido en su país durante su mandato, aunque reconoció que Colombia necesita "más ayuda eficaz de todo el mundo, especialmente de Europa, para poder combatir el narcotráfico". "Se combate el tráfico y la producción, pero hay libertad de consumo", enfatizó.

"Se dice por parte de muchos que hay que legalizar la droga para poder eliminar la criminalidad en el negocio. Yo pienso que la droga está legalizada en la medida en que hay permisividad en el consumo", recalcó Uribe, en clara discordancia con la ONU, que pidió recientemente revisar la eficacia de la guerra contra las drogas. "¿Por qué hablamos hoy de la necesidad de legalizar la droga si está legalizada?", preguntó.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, durante la audiencia con el rey Juan Carlos ayer en Madrid.
El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, durante la audiencia con el rey Juan Carlos ayer en Madrid.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS