Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en EE UU más de 300 responsables de las 'hipotecas basura'

Además, el FBI ha detenido a dos altos ejecutivos del banco Bear Stearns por fraude

Más de 300 personas han sido detenidas en una operación a gran escala realizada en Estados Unidos contra el fraude hipotecario por valor de 1.000 milones de dólares, según el departamento de Justicia estadounidense. En total 406 personas han sido acusadas en el proceso por su presunta responsabilidad en el derrumbe del mercado hipotecario.

El golpe policial está dirigido especialmente contra los responsables de las llamadas hipotecas basura, causnates de la crisis inmobiliaria que ha llevado la zozobra a los mercados en los últimos meses.

La operación ha durado tres meses y medio, en los que se ha podido descubrir un estructura de estafa que incluía todo tipo de timos, con préstamos de rescate a particulares, hipotecas y todo tipo de transaciones dentro del sector inmobiliario.

La investigación ha descubierto 144 casos de supuesto fraude hipotecario "en todas las regiones de EE UU y en más de 50 distritos judiciales", según un comunicado del FBI, informa Sandro Pozzi.

La operación Hipoteca Maligna ha identificado tres grandes tipos de abusos: fraude en el préstamo, timos sobre el rescate de embargos y suspensión de pagos fraudulentas ligadas a la hipoteca. En el fraude en el préstamo se concedían hipotecas falseando el estatus financiero del hipotecado, exagerando sus ingresos o sus activos, utilizando datos de empleo falsos o sobreestimando el valor del inmueble. En esas prácticas está el origen de la crisis hipotecaria pues la morosidad sobre esas hipotecas ha sido gigantesca.

Dos altos ejecutivos detenidos

Además, en una operación previa, dos antiguos gestores de dos fondos del banco de inversión Bear Stearns -el símbolo de la debacle financiera- fueron arrestados en Nueva York por agentes del FBI por su presunta implicación en un fraude financiero relacionado con la crisis hipotecaria, que hizo derrumbarse los fondos de inversión en 2007, según informó la Radio Pública Nacional (NPR) de EEUU.

En concreto, los agentes detuvieron a Matthew Tannin y Ralph Cioffi, en lo que suponen los primeros arrestos de altos ejecutivos de Wall Street en relación con la crisis hipotecaria.