Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl Castro, nuevo presidente de Cuba

El Parlamento ha elegido al hermano de Fidel como el jefe del Consejo de Estado, en una votación sin sorpresa.- Fidel seguirá siendo el líder del Partido Comunista

No hubo sorpresa. El Parlamento cubano ha elegido este domingo al general Raúl Castro como el sucesor de su hermano Fidel en la jefatura del Estado. Raúl, quien desde hace 19 meses ejerce la presidencia provisional debido a la grave dolencia intestinal que sufre el líder de la revolución, se convierte en el primer relevo oficial en la isla desde 1959, cuando fue derrocado el dictador Fulgencio Batista.

"Asumo la responsabilidad que se me encomienda con la convicción ... de que el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana es uno solo: Fidel es Fidel", han sido las primeras palabras de Raúl Castro, en un discurso ante la Asamblea Nacional tras ser electo nuevo presidente de Cuba. "Fidel es insustituible y el pueblo continuará su obra cuando no esté físicamente, porque siempre lo estarán sus ideas".

Raúl Castro, de 76 años, presidirá el Consejo de Estado, la máxima autoridad de la isla, durante los próximos cinco años. Sin embargo, la Asamblea ha aprobado unánimemente una propuesta de Raúl de que las principales decisiones de Estado sean consultadas con Fidel.

Como primer vicepresidente ha sido elegido José Ramón Machado Ventura, miembro del buró político del Partido Comunista desde su constitución y diputado de la Asamblea Nacional y miembro del Consejo de Estado desde su primera legislatura en 1976. Médico de profesión, se incorporó al Ejército Rebelde en la Sierra Maestra y es considerado de línea dura dentro del partido.

Fidel ya había escogido a Raúl como su sucesor tras el triunfo rebelde sobre el dictador Batista y ha sido segundo al mando en todos los frentes políticos e institucionales. Fidel Castro, de 81 años, continuará jugando un decisivo rol como jefe del gobernante Partido Comunista, el único legal en la isla. Conservará además el aura de última leyenda viviente de la izquierda mundial.

Raúl se ha afirmado en el poder y prometido mejoras en el deteriorado nivel de vida de los cubanos. La renuncia esta semana de Fidel lo colocó frente al sillón presidencial. El general dejó claro que no renegará del sistema socialista que levantó junto a su hermano a 145 kilómetros de Estados Unidos, el enemigo que pidió esta semana "apertura democrática" en la isla.

Serán vicepresidentes del Consejo de Estado Carlos Lage, Juan Almeida, Esteban Lazo, Abelardo Colomé Ibarra y Julio Casas Regueiro, todos ya dirigentes conocidos del régimen, y el secretario será José Miyar Barruecos.

Ricardo Alarcón, de 71 años, ha renovado también su mandato como presidente de la Asamblea para un nuevo periodo de cinco años. Ha sido reelegido igualmente el vicepresidente del Parlamento, Jaime Crombet, de 66 años, que ha tenido esa función en las tres anteriores legislaturas.

Han asistido a la sesión de la Asamblea 597 de los 614 diputados elegidos el pasado 20 de enero, casi todos militantes o simpatizantes del Partido Comunista.

Fidel se hace un lado, pero no totalmente

Tras casi medio siglo gobernando Cuba, Fidel Castro, convalesciente de una dolencia intestinal, decidió entregar la presidencia provisional a Raúl hace 19 meses, pero fue esta semana, en un escrito publicado por el diario oficial del Partido Comunista Granma, que decidió renunciar a la candidatura para presidir, una vez más, el Consejo de Estado alegando incapacidad física.

El comunista Fidel Alejandro Castro Ruz gobernó Cuba durante 49 años, un mes y 24 días, desde el 1 de enero de 1959, fecha en la que derrocó al sargento devenido en dictador Fulgencio Batista, segundo de la historia cubana en tiempo al mando.

A pesar de su incapacidad física, Castro ha continuado la actividad política, escribiendo artículos, publicados en Granma. Ahora, con la aprobación del Parlamento de que será consultado en los temas más importantes, se confirma que uno de los últimos líderes de la Guerra Fría seguirá ejerciendo influencia directa en los asuntos cubanos.

Raúl, por su parte, ostenta el título del ministro de defensa más antiguo del mundo. Fue uno de los protagonistas de todas las batallas de la revolución. En 1953 participa junto a Fidel en el frustrado asalto al cuartel Moncada. Pasó 22 meses preso, se exilió en México y desembarcó en 1955 dentro de un grupo de rebeldes liderado por su hermano. Fue jefe de uno de los frentes guerrilleros que derrocó a Batista.

Fuera de Cuba es percibido como un líder pragmático capaz de introducir reformas al estilo de China, donde el Partido Comunista retuvo el control político pero abrió la economía al capital. Pero dentro de la isla muchos lo consideran la mano dura del sistema.

En su alocución semanal en televisión, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha aplaudido la designación de Raúl Castro como nuevo presidente y sucesor de Fidel, a quien ha vuelto a dedicar "un abrazo": "Fidel camarada vaya este abrazo, tú sigues siendo 'El comandante'"

Raúl Castro anuncia las primeras medidas de su Gobierno

El nuevo presidente de Cuba, Raúl Castro, ha anunciado hoy que reestructurará la Administración y ha anticipado que se producirá una reducción de los organismos del Estado para "hacer más eficiente la gestión" del Gobierno."Hoy se requiere una estructura más compacta y funcional, con menor número de organismos de la Administración Central del Estado y una mejor distribución de las funciones que cumple", ha dicho Raúl Castro en su discurso de asunción ante la Asamblea Nacional.Asimismo, ha informado de que se analizará una forma de revaluar la moneda. "Estamos estudiando las ideas de Fidel acerca de una revaluación progresiva, gradual y prudente del peso cubano".

Más información