Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio millón de personas evacua sus viviendas en Florida ante la llegada del huracán 'Frances'

El vendaval provoca vientos de más de 200 kilómetros por hora, por lo que se sitúa en categoría cuatro en una escala de cinco

Florida se prepara con temor para la llegada a sus costas del huracán Frances, que se espera llegue mañana a la costa norte de la península. Más de 400.000 personas han evacuado sus hogares por temor al vendaval, que se espera de fuerza cuatro en una escala de cinco, categoría reservada a los vendavales con rachas de entre 200 y 249 kilómetros por hora.

El poderoso huracán se cierne de momento sobre el norte de la pequeña colonia británica de Turcos y Caicos y las Bahamas. Su ojo -epicentro- se encuentra a 135 kilómetros al sureste de la isla de San Salvador y a 755 del condado de Palm Beach, en Florida, pero en Miami y en las ciudades de sus alrededores se han cerrado ya los colegios y las actividades profesionales han quedado reducidas a la espera de su llegada.

El huracán se desplaza hacia el oeste-noroeste a 20 kilómetros por hora y se espera que mantenga esa trayectoria durante las próximas 24 horas. En Turcos y Caicos y en las Bahamas los aeropuertos están cerrados. Las líneas de cruceros de turismo han cancelado esos itinerarios y han sacado sus barcos del área.

Segundo en menos de un mes

En Florida ha emitido una "vigilancia" de huracán para la costa este de Florida desde Cayo Craig, en el sur hasta Flagler Beach, en el centro, mientras que hay diversas advertencias de tormenta tropical, lluvias, inundaciones y tornados en casi todo el estado. Un aviso de huracán significa que se espera el paso del ciclón durante las próximas 24 horas. Una vigilancia advierte de esa posibilidad en 24 o 36 horas.

Las autoridades esperan conocer con más detalle la trayectoria de Frances para ordenar la evacuación de varias zonas en los alrededores de Miami, aunque todavía es prematuro conocer dónde se sufrirá el mayor impacto a partir del viernes. Hace sólo 22 días, el 13 de agosto otro huracán, el Charley, también de fuerza cuatro en la escala de Saffir-Simpson, abatió la costa oeste de la península. Trece personas perdieron la vida y miles resultaron damnificadas por valor de 17.500 millones de dólares.

La última vez que dos ciclones impactaron a Florida de forma tan seguida fue en 1950, cuando en septiembre de ese año Easy azotó a Tampa (oeste del estado) y King a Miami, en octubre.