El Comité Noruego sorprende al premiar con el Nobel de la Paz a la activista iraní Shirin Ebadi

El Papa Juan Pablo II y el ex presidente checo Vaclav Havel eran los favoritos de un total de 165 candidaturas

El Comité Noruego del Nobel, salido del Parlamento de Oslo, ha anunciado a las 11.00 horas uno de los galardones más esperados todos los años, el de la Paz. En contra de los pronósticos de la prensa internacional y del Vaticano, el jurado ha otorgado el galardón a la activista iraní Shirin Ebadi. La decisión del jurado ha sorprendido a todos, ya que el Papa Juan Pablo II y el ex presidente checo Vaclav Havel, con una salud muy deteriorada, eran los favoritos de un total de 165 candidaturas. Ebadi, escritora, abogado y juez musulmana de 54 años, ha destacado por su lucha por la democracia y los Derechos Humanos, una labor "valiente" que la ha convertido en la décima mujer Premio Nobel de la Paz. Con este premio, el Comité Noruego da un espaldarazo a los reformistas iraníes, liderados por su presidente, Mohamed Jatamí, en su pugna con los estamentos conservadores de la República Islámica.

Más información
20 años de los Premios Nobel de la Paz
Una reformista en el mundo islámico
El Vaticano confía en que el Nobel de la Paz sea este año para Juan Pablo II
Jimmy Carter gana el Nobel de la Paz por sus 'esfuerzos para resolver conflictos'
Annan señala al recibir el Nobel que "la paz no es propiedad de los Estados"
Médicos Sin Fronteras pide que paren los bombardeos al recibir el Nobel de la Paz
Hume y Trimble dedican el Nobel a los "héroes que sufrieron 30 años de guerra"
El presidente de Corea del Sur recibe el Nobel de la Paz por reconciliarse con el Norte

El comité destaca especialmente los esfuerzos de esta abogada iraní, cuyo nombre no aparecía en ninguna quiniela, en la lucha por los derechos de las mujeres y de los niños. "Como abogada, jueza, profesora, escritora y activista, se ha pronunciado con voz alta y clara en su país, Irán, y mucho más allá de sus fronteras", explica el jurado. El presidente del comité, Ole Danbolt Mjos, ha señalado que con este premio quieren "señalar que la gente tiene derecho a que se respeten los derechos humanos vivan donde vivan, en el mundo musulmán y en todos los demás países donde la lucha por los derechos humanos necesita inspiración y apoyo".

Para Danbolt Mjos, "ningún país puede llamarse civilizado si no se respetan los derechos humanos y de la mujer". El Comité ha subrayado su esperanza en que "el pueblo de Irán se sienta feliz de que por primera vez en la historia uno de sus ciudadanos haya sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz". Ebadi fue la primera mujer juez en Irán pero, tras la revolución islámica de 1979, fue obligada a abandonar su cargo. Representa al reformismo dentro del mundo islámico y es partidaria de una nueva interpretación de la ley islámica en armonía con derechos humanos, como la democracia, la igualdad ante la ley, la libertad religiosa y de expresión.

Diez mujeres Nobel de la Paz

Tras conocer la noticia, la nueva Premio Nobel de la Paz ha señalado a la televisión pública de Noruega NRK que se alegra de la distinción recibida, tanto por ella misma como por la democracia en Irán. "Estoy muy contenta y orgullosa. Es muy bueno para mi, muy bueno para los derechos humanos en Irán, bueno para la democracia en Irán, y especialmente para los derechos de los niños en Irán", ha indicado Ebadi desde París. El Nobel de la Paz, dotado con 1,3 millones de dólares, está considerado el premio político más importante y desde 1901 ha sido concedido en diez ocasiones a mujeres. La última fue en 1992 a la guatemalteca Rigoberta Menchú, por su campaña en defensa de los derechos de los indígenas. Como el resto de los premios, se entrega el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel pero, a diferencia de los demás, cuya ceremonia se celebra en Estocolmo, tiene lugar en Oslo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Dos eran los nombres que más sonaban este año: Juan Pablo II, de 83 años, y el ex presidente checo Vaclav Havel, de 67, por lo que la elección de Ebadi ha causado sorpresa e, incluso, decepción. En todo caso, el premio generará polémica. El Nobel de la Paz de 1983, el ex presidente polaco Lech Walesa, ya ha señalado que considera el fallo de este año "un gran error". Por contra, el presidente de la Liga Iraní de los Derechos Humanos (LIDH), Karim Laaji, ha señalado que el premio "constituye una victoria para la mujer iraní" y también "una réplica para los dirigentes iraníes" que la han reprimido. Amnistía Internacional también ha aplaudido la decisión: "Al distinguir a Shirin, el comité ha reconocido la importancia fundamental de los derechos humanos y de las personas que los defienden".

Sin embargo, los aludidos se han apresurado a felicitar a Ebadi. Así, fuentes del Vaticano han señalado que Juan Pablo II va a enviar un mensaje de felicitación a la jurista. "El hecho de que el Premio Nobel se otorgue a una mujer musulmana es un motivo de gran satisfacción para el Papa", han añadido las fuentes. Por su parte, Havel ha señalado que el galardón que "no ofrece lugar a dudas", aunque ha reconocido que la activista iraní no se encontraba entre los "candidatos calientes". El comunicado añade: "Estoy complacido de que el premio recayera en ella y ,por lo que conozco de su trayectoria, se lo merece y le envío mi mayor congratulación".

La activista iraní Shirin Ebadi, galardonada hoy con el Premio Nobel de la Paz.
La activista iraní Shirin Ebadi, galardonada hoy con el Premio Nobel de la Paz.REUTERS
El Papa Juan Pablo II.
El Papa Juan Pablo II.AP
El ex presidente checo Vaclav Havel.
El ex presidente checo Vaclav Havel.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS