Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK

Schröder, Chirac y Blair no logran "una línea común" sobre el futuro de Irak

Los tres líderes creen que la ONU debe tener un papel crucial en la reconstrucción

Alemania, Francia y Reino Unido han limado sus diferencias en la crisis de Irak, pero no han sido capaces de encontrar una "línea común" de Europa en el futuro del país. La minicumbre informal celebrada esta mañana en la Cancillería de Berlín sí ha servido para algo. Los dirigentes de los tres países coinciden en la necesidad de que la ONU asuma un papel crucial en el futuro de Irak y que su pueblo recupere lo antes posible su soberanía.

El presidente francés, Jacques Chirac; el primer ministro británico, Tony Blair, y el canciller alemán, Gerhard Schröder, se han reunido en Berlín tras la invitación del canciller con el objetivo de impulsar un consenso sobre el futuro de Irak entre las partes que defendieron posturas encontradas sobre la guerra.

Los tres dirigentes desean que la ONU desempeñe un papel importante en la transición hacia una soberanía iraquí, pero

difieren sobre la modalidad de llevar a cabo dicha transición.

"Meses y no años", dice Chirac

"Todavía no estamos en una misma línea", ha dicho Chirac, quien se reunió el pasado jueves con Schröder en un encuentro preparatorio de la minicumbre de hoy. Por su parte, el primer ministro británico también se ha mostrado partidario de dar un papel más relevante a Naciones Unidas así como del traspaso de la soberanía al pueblo iraquí lo antes posible. Además, ha señalado que Washington también se ha expresado en estos términos.

Sin embargo, las diferencias siguen precisamente en el calendario y el papel de la ONU, ya que Chirac afirmó ayer que debía ser cuestión "de meses y no de años", mientras Tony Blair considera necesario crear un clima de seguridad favorable sobre el terreno.

Schröder tienen especial interés en el éxito de esta cumbre tripartita, ya que se produce días antes de la reunión que mantendrá en Nueva York con el presidente estadounidense, George W. Bush, y de su discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas.