Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OLEADA TERRORISTA EN MARRUECOS | Las víctimas españolas

Dos españoles muertos y cinco heridos en la cadena de atentados de Casablanca

Catorce terroristas suicidas repartidos en cinco grupos cometieron los ataques

Los atentados terroristas registrados ayer en la ciudad marroquí de Casablanca fueron perpretados por una célula compuesta por 14 miembros, repartidos en cinco grupos, según ha anunciado el ministro alauí del Interior, Mustafá Sahel.

El ministro ha señalado que trece de los 14 terroristas suicidas resultaron muertos al cometer los atentados, mientras que otro logró ser detenido por agentes de seguridad del Hotel Safir al no estallar la carga explosiva que llevaba adosada al cuerpo.

Hasta el momento ningún grupo se ha atribuido la autoría de estos cinco atentados, que han creado una verdadera psicosis en Casablanca por el temor a nuevas acciones terroristas.

Casablanca sufrió ayer cinco atentados contra intereses extranjeros que han causado 41 muertos, 10 de ellos kamikazes, y cien heridos. Entre los objetivos se encuentra la Casa de España, donde han muerto dos españoles, el empresario catalán Manuel Albiach y el almeriense Francisco Abad Lazo. Hay también cinco españoles heridos, dos de ellos identificados como Joan Alié y Antonio Relinque, informa Josep Garriga.

El portavoz de la Embajada de España en Marruecos, Ramón Iribarren, ha confirmado por teléfono a este periódico que hay dos españoles muertos entre las 20 víctimas mortales registradas en el ataque contra la Casa de España, el más sangriento de los cinco y que se produjo sobre las 00.30 horas.

Uno de los muertos, según informa Josep Garriga, ha sido identificado como el empresario catalán de 59 años Manuel Albiach Totusaus, natural de Tarragona, casado y con tres hijos. Albiach residía en Marruecos desde hacía 15 años, donde tenía una empresa de productos de limpieza. Su familia ha partido hacia Casablanca, donde ha llegado sobre las 15.00 horas. Entre los muertos se encuentra también un ciudadano francés que residía en Casablanca, asiduo a la Casa de España. El segundo español fallecido es el empresario almeriense Francisco Abad Lazo.

Según Iribarren, a primera hora de la tarde se tiene noticia de otros cuatro o cinco españoles se encuentran heridos con pronóstico reservado, uno con lesiones importantes. La Embajada Española ha explicado que, en el momento del ataque, estaban en el edificio -en el que se encuentra un centro de reunión, un restaurante y la Cámara española de Comercio-, entre 100 y 150 personas, ya que los viernes se celebra un bingo, por lo que no descarta que se localicen más víctimas de nacionalidad española según se avance en la identificación de los cuerpos, unas labores largas y complicadas porque los cuerpos han quedado destrozados.

Ataques simultáneos

En este sentido, fuentes de la delegación de la Generalitat en Casablanca han confirmado a EL PAIS que uno de los heridos es el vicepresidente de la Casa de Cataluña en Marruecos, Joan Alié, que permanece en cuidados instensivos. Alie sufre quemaduras de tercer grado, por lo que a estas horas se estudia su traslado urgente al hospital Vall de Hebrón de Barcelona.Además, la cadena SER ha contactado con la hermana de José Antonio Relinque, un camionero de 57 años natural de Barbate (Cádiz) que también se encuentra hospitalizado en estado estable después de haber sido operado anoche de una pierna.

Por su parte, el presidente de la Casa de España, Rafael Bermúdez, había indicado momentos después del atentado a la Cadena SER que entre 12 y 14 españoles habían muerto en el restaurante, un extremo no confirmado oficialmente. Bermúdez, que también resultó herido, añadió: "Sólo veíamos cuerpos humanos destrozados, sangre por todos sitios". La Casa de España es una institución creada por los españoles que residen en este país africano. El portavoz de la Embajada española ha señalado que los ministros de Interior, Ángel Acebes, y de Exteriores, Ana Palacio, de visita esta última en Argelia, han telefoneado a sus homólogos marroquíes para viajar a Marruecos, que harán "cuando la situación esté absolutamente controlada".

El embajador en Marruecos, Fernando Arias Salgado, se desplazará también para reunirse con la colonia española. Según Iribarren, la "tranquilidad" es la nota dominante entre los turistas españoles en la ciudad, que se suman a los 2.000 españoles residentes. Tras los atentados, Rabat ha decretado el cierre de los cuatro puestos fronterizos con Melilla, mientras que la Delegación del Gobierno en Ceuta ha reforzado las medidas de control en el Tarajal y recomienda no viajar al país vecino. Además, los consulados de España en Marruecos han cerrado por motivos de seguridad. La Oficina de Información Diplomática dispone del teléfono 91-379 94 47 y el número de emergencias del Consulado en Casablanca es el 00-212 614 20196.

"Esto no va a cambiar nuestra posición"

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ramón Gil-Casares, ha señalado en Barcelona que el Gobierno no cree que el atentado contra la Casa de España esté relacionado con la política exterior española y, en concreto, con el apoyo a EE UU en la guerra de Irak. Pero, "en el caso de que así fuera, esto no va a cambiar" la postura española "contra el terrorismo", según informa Josep Garriga.

En opinión de Gil-Casares, "no hay que dar argumentos a los terroristas y no hay que justificar este acto por el apoyo de España a la guerra de Irak, cuando Sadam Husein no tenía simpatías entre el mundo islámico". Para el secretario de Estado, el atentado ha tenido como especial víctima al pueblo marroquí y ha defendido que "la postura española no ha sido determinante, como demuestra que entre los objetivos se escogiese el consulado de Bélgica", que no tiene "nada que ver Bélgica con la guerra de Irak".

Más información