Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alertas por todo el mundo ante posibles atentados de Al Qaeda

Las alertas sobre posibles nuevos ataques terroristas se han extendido por todo el mundo, con especial énfasis en Asia, África y los países del golfo Pérsico. Tras el triple atentado del pasado lunes en Arabia Saudí, que se cobró decenas de muertos, son muchos los temores a que la red terrorista Al Qaeda vuelva a atacar contra intereses de países occidentales.

El Departamento de Estado norteamericano ha avisado de un posible e inminente atentado en la ciudad saudí de Yeda. Washington también ha recomendado a sus nacionales no viajar, a no ser que sea estrictamente necesario, a Kenia en particular y a la región del este de África en general. El Gobierno del Reino Unido suspendió en la noche del jueves todos sus vuelos a Kenia y todos los procedentes desde este país. En agosto de 1998, la Embajada de Estados Unidos en la capital keniana, Nairobi, sufrió un atentado con coche bomba en el que también perecieron decenas de personas. El mismo otro coche bomba explotó en Dar es Salam, capital de Tanzania. Fallecieron más de diez personas.

Complejo residencial

Fuentes diplomáticas norteamericanas en Riad, la capital saudí, indicaron que disponen de informaciones de los servicios secretos sobre un posible atentado contra un complejo residencial en el barrio de Al Hamra de la ciudad portuaria de Yeda, en el mar Rojo. El supuesto objetivo está situado en las cercanías del consulado estadounidense en la localidad y del palacio de verano del monarca saudí, Fahd Bin Abdelaziz, según indicó una fuente diplomática que pidió el anonimato.

"Las medidas de seguridad en dicha zona han sido incrementadas y algunas personas han sido trasladadas pero no evacuadas", subrayó. Esta advertencia se produce sólo cuatro días después de la oleada de atentados suicidas perpetrados en tres complejos residenciales de Riad y cerca de una empresa saudí-estadounidense.

Según las autoridades saudíes, que responsabilizaron de esas acciones a la red terrorista Al Qaeda, liderada por el disidente saudí Osama Bin Laden, 34 personas murieron y otras 194 resultaron heridas en los atentados. Cerca de 60 agentes del FBI y de la CIA llegaron a Riad el pasado jueves para unirse a las investigaciones de las autoridades saudíes para dar con los autores de los atentados del lunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de mayo de 2003