Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | La última oportunidad diplomática

George Bush: "Mañana será el momento de la verdad para el mundo"

Bush, Blair y Aznar esperan que los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU adopten el lunes una postura definitiva

"Mañana es el momento de la verdad para el mundo". Con estas palabras, el presidente de EE UU, George W. Bush, ha resumido lo que han acordado los líderes americano, español e inglés en la cumbre de las Azores: hacer un último esfuerzo diplomático para lograr el apoyo a una segunda resolución. Ha sido un ultimátum a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para que "demuestren su compromiso con la paz". La "ventana diplomática" se cierra mañana. Si hay posibilidades de éxito, se presentará a votación una segunda resolución que autorice la guerra. Si no, se retirará y se atacará sin el paraguas de la ONU.

Blair ha sido el más claro en la rueda de prensa conjunta de los tres gobernantes y ha pedido a la ONU que dé "un claro ultimátum" a Sadam Husein, para desarmarse o enfrentarse a una guerra. "Sin un ultimátum creíble, que autorice la fuerza si no cumple, más debate significa más retraso", ha dicho Blair en Azores. Así, ha hecho un último llamamiento a "unir a la comunidad internacional: ha llegado el momento de decidir".

Los tres mandatarios han querido dejar muy claro, y lo han recalcado una y otra vez, que la resolución 1.441 es suficiente para lanzar un ataque sobre Irak, puesto que, como ha recordado Bush, advierte de "serias consecuencias" si Irak no se desarma. A juicio de Bush, es claro que "no se está desarmando", pese a los esfuerzos que se han hecho durante 12 años en la ONU, "hasta la extenuación", como ha señalado Aznar. Para Blair, ya se ha intentado "durante cuatro meses (desde que se aprobó la 1.441) que Sadam coopere", con lo que ya no resta sino tomar medidas contra su régimen.

Cartas boca arriba

Los miembros del Consejo de Seguridad "deben enseñar sus cartas, deben demostrar su compromiso con la paz, se sabrá si hay una salida diplomática para Irak", ha dicho Bush. Y tienen tiempo hasta el fin del día de mañana. Ese será "el último esfuerzo diplomático" que ha destacado José María Aznar. "Esperamos que mañana las Naciones Unidas hagan su trabajo, si no, todos nosotros tendremos que dar un paso atrás y tratar de pensar en cómo hacer que la ONU pueda funcionar mejor", ha dicho Bush. "Hemos llegado a un punto en que hay que tomar una decisión y solicitamos un mensaje único [de la ONU] que dé un ultimátum a Sadam", ha dicho Blair.

La posible respuesta podría llegar del consejo de Seguridad, que se reunirá mañana a petición de Francia, Rusia y Alemania, los tres actores principales que se oponen a las tesis belicistas de Bush.

El futuro de Irak

En todo caso, hay una esperanza para que no se produzca un ataque, pero ésa sólo está en la mano de Sadam Husein. "Sadam puede evitar la guerra abandonando Irak", ha dicho Bush, tajante. Si no, el presidente americano aboga por una "acción para evitar la amenaza que representa Irak", porque "permitirá al pueblo iraquí construir un mejor futuro para su sociedad".

En cuanto al futuro de Irak, Bush ha dicho que "la liberación de Irak será el principio y no el final de nuestro compromiso con su pueblo", prometiendo que "suministraremos ayuda económica y acercaremos las sanciones económicas a su final". Además, ha anunciado que "trabajaremos a largo plazo en la recuperación económica de Irak, nos aseguraremos de que las riquezas naturales se emplearán en beneficio de sus propietarios, el pueblo iraquí".

EE UU no podrá pasar por Bélgica si ataca sin la ONU

Bélgica no permitirá el tránsito de material, militares o aviones estadounidenses por su territorio si el Gobierno de Washington inicia una guerra contra Irak sin la aprobación de Naciones Unidas, según han dicho hoy los ministros de Asuntos Exteriores, Louis Michel, y Defensa, André Flahaut en un programa especial de la cadena de televisión belga RTBF.

Ambos responsables han explicado que el paso por su territorio de material y personal militar de Estados Unidos se permite por una convención firmada en el seno de la OTAN y que si EE UU inicia la guerra sin la ONU se situará en la ilegalidad, por lo que Bélgica no tendrá por qué seguir cumpliendo lo firmado. Ambos ministros han subrayado que todo el Gobierno belga está unido en este punto.

Mientras la postura belga se vuelve más dura de cara a EE UU, el presidente francés intenta ganarse a la opinión pública estadounidense. Hoy, Jacques Chirac, ha suavizado sus posturas respecto a la crisis de Irak. Hasta ahora Francia exigía un periodo de 120 días para que los inspectores de desarme de la ONU llevaran a cabo su trabajo, pero hoy ha dicho en dos cadenas de televisión estadounidenses que estaría dispuesto a contemplar un plazo de 30 días.

Nueve iraquíes en la 'lista negra'

Hasta tal punto está listo Estados Unidos para iniciar una campaña bélica en Irak que ya ha elaborado incluso una lista de nueve personalidades iraquíes, incluida la de Sadam Husein y sus dos hijos, que serían susceptibles de ser juzgados por crímenes contra la humanidad, según informa hoy The New York Times.

Las personas que figuran en la lista, recopilada por los servicios secretos estadounidenses y aún no publicada, podrían ser juzgadas después de un ataque de EE UU a Irak, según altos funcionarios norteamericanos.

Estas fuentes han revelado que existía un plan para enviar esa lista a Irak a través de una delegación de la Liga Árabe, como medida disuasoria, aunque fue descartado ante las dudas de su efectividad.

Más información