Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA

Los jefes de los inspectores condicionan su regreso a Irak a una mayor colaboración de Bagdad

Palacio asistirá al Consejo de Seguridad el 5 de febrero, cuando Powell presente sus pruebas contra el régimen iraquí

Los dos jefes de los inspectores de desarme de la ONU sólo aceptarán la invitación de Bagdad a viajar nuevamente a Irak si el régimen de Sadam Husein deja de obstruir su trabajo. Así lo ha anunciado esta mañana a su llegada a Viena el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el egipcio Mohamed El Baradei, que junto con el sueco Hans Blix lidera los dos grupos de inspectores de desarme que trabajan desde hace dos meses en el país del Golfo.

El Baradei ha añadido que Bagdad debe "dar un paso adelante" y permitir que los inspectores puedan usar aviones especializados para sobrevolar Irak y entrevistar a científicos iraquíes. "Antes de viajar nuevamente a Irak de que habrá progresos en estas cuestiones", ha señalado El Baradei a su llegada al aeropuerto de Viena, donde se encuentra la sede central del OIEA, procedente de Nueva York. "Primero tendremos que ver qué es lo que ofrecen [los iraquíes] antes de decidir si hacemos la visita", ha subrayado.

Desde hace semanas, la ONU pide a Irak que permita que sus inspectores entrevisten en privado a científicos iraquíes para obtener más información sobre posibles programas secretos de armas. Bagdad asegura que ha invitado a sus científicos a entrevistarse con la ONU, pero que ninguno ha querido hasta el momento aceptar la oferta. El segundo asunto espinoso es la petición de la ONU de poder usar aviones estadounidenses especializados para sobrevolar territorio iraquí y apoyar el trabajo de los inspectores. Irak se niega y exige que la ONU use métodos más "neutrales" en lugar de los U-2 de EE UU.

Último intento de evitar la guerra

Bagdad invitó anoche a Blix y El Baradei a visitar una vez más Irak antes de presentar, el próximo 14 de febrero, su segundo informe ante el Consejo de Seguridad, con el fin de limar las diferencias entre las dos partes en un último intento de encontrar una salida pacífica a la crisis. Pero El Baradei ha indicado que, en caso de viajar a Irak, ambos desean entrevistarse la cúpula del régimen iraquí: "Es muy importante que oigamos un claro compromiso de que están dispuestos a ser completamente transparentes". En sus dos primeros viajes a Irak, se han entrevistado sólo con responsables de varias agencias.

Según El Baradei, los iraquíes indicaron al pronunciar su invitación que querían mejorar su cooperación con los inspectores, algo que Blix había exigido en el informe sobre las actividades de la ONU en Irak del pasado 27 de enero. A la espera de que se produzca este viaje, los inspectores de la ONU proseguían esta mañana la búsqueda de armas prohibidas en media docena de lugares sospechosos en los alrededores de Bagdad, con lo que ya superan los 350 los sitios visitados, sin que hasta el momento hayan encontrado evidencias claras de armas de destrucción masiva.

Por otro lado, hoy se ha anunciado que la ministra española de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, participará en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el próximo 5 de febrero, cuando está previsto que el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, presente las pruebas que asegura tener contra Irak. Según fuentes diplomáticas, Palacio viajará a Nueva York el próximo martes desde Jordania, donde celebrará varias reuniones de trabajo los días 3 y 4 de febrero. Los ministros de Exteriores de Francia, Dominique de Villepin; Alemania, Joschka Fischer; y Rusia, Igor Ivanov, estarán presentes en esta sesión.

Palacio: "Una segunda resolución es políticamente deseable"

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, ha reiterado hoy en el Congreso que el Gobierno prefiere que haya una nueva resolución sobre el desarme de Irak porque, aunque no es "jurídicamente imprescindible, sí es "políticamente deseable".

Palacio también se ha mostrado a favor de una nueva sesión del Consejo de Seguridad el próximo 14 de febrero para escuchar a los inspectores y se ha referido a los informes y las pruebas contra Irak que pondrá sobre la mesa el día 5 su colega estadounidense, Colin Powell.

Además, la ministra ha considerado que la posición del Ejecutivo en esta crisis se ha demostrado "lógica y coherente". Palacio ha precisado que "un nuevo plazo no se concedería a los inspectores, sino al régimen iraquí, para que comprenda la inevitabilidad del desarme".

Más información