J Balvin, el reguetonero que reivindica la salud mental: “En la vida, a veces, trabajas y trabajas y la razón por la que fallas es porque no paras de verdad”

El artista colombiano, que ha acaba de ser padre y ha suspendido su gira para pasar más tiempo con su familia, colabora con Guess en una colección cápsula que él mismo ha diseñado

J Balvin vestido con las prendas que ha creado para Guess
J Balvin vestido con las prendas que ha creado para Guess

Luce sonrisa amplia, tono de pelo que recuerda vagamente a una lima, camiseta blanca y una elegante chaqueta semitransparente. J Balvin (Medellín, 37 años), el reguetonero colombiano, el superventas al que acaba de revolucionar la paternidad, vuelve a colaborar con Guess, la firma de ropa de los hermanos Marciano, que ya le dio su primera oportunidad como diseñador en 2019, tras la publicación de su tercer álbum, Vibras.

Ahora la inspiración ha sido su último documental, The Boy from Medellin, estrenado por Amazon Prime en la primavera pasada, donde el colombiano se abre a sus fans, confesando todas las preocupaciones que asolan a las estrellas del firmamento musical: ansiedad, soledad, depresión. “Para la gente que lo ha visto tiene más sentido, porque ahora ellos entienden que es un problema real”, confiesa via Zoom desde Nueva York en un perfecto inglés. “No tengo ninguna dificultad en comentarlo, considerando que es necesario que haya gente con un alcance global que debe visibilizar la salud mental. Hay chicos que están pendientes de lo que hacemos, que nos siguen y si hay temas sobre los que no se sienten cómodos —que les da miedo abordar— y nosotros hablamos de ello, puede que tengan más confianza en tratarlos”.

La nueva colección lleva por nombre Guess Originals x J Balvin Amor e imprime en pantalones, camisetas y abrigos palabras como paz y amor. “La otra colección era muy brillante y colorida, que era lo que sentía en ese momento. En este caso intenté hacer algo más equilibrado: paz, amor, bienestar y salud mental”, relata Balvin, que repite de forma obsesiva el mismo mantra durante toda la conversación. “Estoy muy contento, me siento muy cómodo con lo que he hecho. En lo que respecta a colaboraciones, para mí todo tiene que tener un propósito y en este caso es sentirse mejor y aportar paz y salud mental a tu alrededor”.

Balvin rehusa hablar sobre la polémica provocada por Residente, exlider de Calle 13, que participó hace dos meses en las BZRP Music Sessions, del productor argentino Bizarrap, con un tema de ocho minutos donde intentó despellejar a Balvin con sus rimas, un asunto que tuvo miles de millones de visualizaciones en YouTube. El colombiano, uno de los artistas más mediáticos e influyentes del mundo, ha suspendido recientemente la gira que le iba a llevar por Estados Unidos. “Creo que es un buen momento para compartir más tiempo con mi gente, con mi familia. Y empezar a ponerlo en valor. No tiene precio”, comenta. Balvin postea con frecuencia escenas de su nueva vida como padre primerizo.

“Ahora estoy en un buen lugar. Tengo tiempo para pensar”, reflexiona. “En la vida, a veces, trabajas, trabajas y trabajas y la razón por la que fallas es porque no paras de verdad para resetear tu cabeza y ser más fuerte, más grande, más rápido”. La familia y la vuelta a las raíces es uno de los pilares sobre los que se levanta un nuevo Balvin, ahora rebautizado Jose, sin tilde y con tono más pausado.

Así se llama su último disco, Jose, estrenado en septiembre del año pasado, con colaboraciones estelares como las de Dua Lipa, Tokischa, Ozuna, Jhay Cortez, Skrillex o Arcángel. Y donde José Álvaro Osorio Balvín continúa adentrándose en el universo de los ritmos latinos, si acaso ahora tocando temas que le son más cercanos. “Hay realmente dos canciones en las que hablo de mí y de mis problemas”, apunta de composiciones como 7 de Mayo o Querido Río, dedicado a su hijo recién nacido, fruto de su relación con la modelo argentina Valentina Ferrer.

“Todavía creo que soy un artista emergente, que tengo mucho que aprender, muchas cosas que hacer, que pensar, que ofrecerle al mundo. Este álbum era más personal, incluso refleja mi gusto por cierto tipo de reguetón”, destaca de una forma de componer que ha bajado en pulsaciones.

Balvin se despide con un pensamiento en español ante la pregunta de cómo se encuentra ahora mismo, tras cancelaciones, nacimientos y la polémica con el “guía espiritual del movimiento”, como críticamente ha definido el periodista Alokofe a Residente: “Me siento muy bien, todos los días son de aprendizaje. El hecho de ser padre me enseña mucho de la paciencia, del amor, de cómo buscar lo mejor para el otro. Especialmente mi hijo y mi familia. Y ser muy consciente de no transferir mis temores y mis miedos a mis hijos. Porque los temores, la mayoría de ellos, son heredados. No son realmente parte de nosotros”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS