lo que viene

Los mejores arquitectos jóvenes en España según seis maestros consagrados

Los diseñadores que cambiaron las reglas del juego fueron en su día discípulos avanzados de otros nombres destacados. Estas son las promesas de la arquitectura en nuestro país

El Centro Internacional de Innovación Deportiva, en el Guijo de Granadilla (Cáceres), de José María Sánchez García, uno de los arquitectos jóvenes a los que hay que seguir según Alberto Campo Baeza.
El Centro Internacional de Innovación Deportiva, en el Guijo de Granadilla (Cáceres), de José María Sánchez García, uno de los arquitectos jóvenes a los que hay que seguir según Alberto Campo Baeza.
Daniel Díez Martínez

Frank Lloyd Wright nunca obtuvo un título de arquitecto. El autoproclamado “mejor arquitecto que ha existido jamás” tenía solo 19 años cuando llegó a Chicago y empezó a trabajar como dibujante aprendiz en el estudio de Louis Sullivan. Como una esponja, asimilaba conocimientos a tal velocidad que solo cinco años después fue despedido por robar clientes a su jefe y derivarlos al estudio que estaba montando en su propia casa. Wright, consabido alérgico al halago cuyo destinatario no fuera él mismo, siempre reconoció la influencia de Sulivan, al que se refería cariñosamente como “lieber meister” (“querido maestro”, en alemán). Años más tarde, Wright desarrollaría una relación maestro-discípulo similar con arquitectos como Rudolph Schindler, Richard Neutra, y un largo etcétera de jóvenes aprendices rehenes de esa especie de secta creativa y de culto a su persona que era Taliesin, la casa-estudio y escuela que diseñó en una finca familiar y marcada con una historia maldita.

La arquitectura inconformista vienesa de Joseph Maria Olbrich, Josef Hoffmann y Jože Plečnik no se entendería sin las enseñanzas y el apadrinamiento artístico de su profesor y mentor Otto Wagner. De igual manera, Auguste Perret enseñó todo lo que sabía sobre hormigón armado a un joven y espabilado suizo que trabajaba en su estudio llamado Charles-Édouard Jeanneret. Cuando emigró a Alemania, Jeanneret, que años más tarde adoptaría el seudónimo de Le Corbusier, trabajó en el despacho de Peter Behrens, el gran maestro de los maestros, donde también recalaron Walter Gropius y Ludwig Mies van der Rohe. A Gropius aquello de instruir a jóvenes le gustó mucho: primero fundó la Bauhaus en Weimar, y después, cuando emigró a Estados Unidos, fue director de la escuela de arquitectura de Harvard. Entre sus alumnos más destacados estaba Philip Johnson, cuya turbulenta relación con Mies van der Rohe excedió la de maestro-discípulo. Johnson acabó haciendo arquitectura más miesina que la del propio Mies, tal como muestra su casa de vidrio en Connecticut: algo así como una casa Farnsworth que, según el alemán, le perdía el respeto a los detalles (y allí es donde estaba Dios).

Louis Kahn con Robert Venturi; Fernando Távora con Álvaro Siza, y Siza con Eduardo Souto de Moura en Portugal; en España, José Antonio Coderch con el recientemente fallecido Federico Correa, y este con Óscar Tusquets; o Francisco Javier Sáenz de Oíza con Rafael Moneo, y Moneo a su vez con Emilio Tuñón. La lista es casi interminable, pero una cosa parece evidente: un buen maestro de la arquitectura siempre sabe ver el potencial de un gran discípulo.

Dejamos atrás la historia para mirar hacia delante. ¿Cuáles serán esos grandes nombres de la arquitectura española del mañana? Algunos de los arquitectos más destacados del panorama nacional comparten con ICON Design su apuesta de futuro. Ellos mismos describen el trabajo de los estudios que han elegido:

Emilio Tuñón: Langarita-Navarro, contemporáneos con sólida cultura sobre la arquitectura, el arte y la vida

«Hablar de María Langarita y Víctor Navarro –Langarita-Navarro (Madrid)– es hablar de una de las oficinas de arquitectura más importantes de España, con un mayor reconocimiento internacional. Docentes entusiastas, María es profesora en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSAM) y Víctor es profesor en la Universidad Europea. Les gusta proyectar e investigar. Elaboran discursos a partir de la confrontación entre la teoría y la práctica, en los que se entremezclan, de forma desinhibida, preocupaciones radicalmente contemporáneas con una sólida cultura sobre la arquitectura, el arte y la vida.

Sus trabajos más conocidos son el Red Bull Music Academy en Matadero Madrid, obra por la que fueron galardonados con la Mención especial Arquitecto Emergente de los premios Mies Van der Rohe 2013, y el MediaLab-Prado, reconocido con el premio de la XII BEAU, y su Led Action Façade, una instalación urbana de participación colectiva realizada en la fachada de la que es la antigua Serrería Belga. Otros proyectos fundamentales de su fructífera carrera son la propuesta para el Auditorio Cerro Juli en Arequipa (Perú) y el hermoso pabellón-instalación Esa cosa rosa en el IVAM de Valencia.

Por último, es necesario resaltar sus investigaciones en el campo de la vivienda productiva y la construcción de nuevos barrios. En ese sentido, se debe hablar de sus dos propuestas ganadoras de Europan 13, la Exposed City en Alcoy, y el proyecto In Movement en Barcelona, así como el proyecto para la Manzana verde de Málaga, donde se investiga sobre los estratos activos como estrategia capaz de producir una nueva ciudad mediterránea.»

Carlos Ferrater: Sarquella + Torres Arquitectes, la narración detrás de todos sus edificios

«Llevo algunos años siguiendo la evolución de Pau Sarquella y Carmen Torres (Sarquella + Torres Arquitectes, Girona). No he tenido con ellos ningún tipo de relación personal, académica o profesional; únicamente valoro su trayectoria. Huyendo de apriorismos y convenciones, han generado un diverso abanico de proyectos que mantiene cierta coherencia en su voluntad narrativa y de conversión de arquetipos del imaginario colectivo en reinterpretaciones contemporáneas, construyendo pensamiento a través de la práctica. Tras cuatro años en el Sudeste asiático involucrados en la docencia en la Chulalongkorn University de Bangkok se han establecido en Banyoles (Girona).

Algunas de sus obras más destacadas son Bang Nong Saeng Kindergarten, una escuela rural en Tailandia, con la que recibieron el premio FAD Internacional de la opinión y una Mención especial del jurado; la Carnicería Germans Soler en Celrà (Girona), premio Bauwelt 2015; o Sostres i Plataformes, un conjunto de estands para ferias del sector de la alimentación recientemente premiado con un premio AJAC.

Actualmente, entre otros proyectos, trabajan en la reforma de una de las zonas de baños públicos y restauración a remojo de las aguas del lago de Banyoles, y en proyectos para la Generalitat de Catalunya, Área Metropolitana y Ayuntamiento de Barcelona, en las ferias internacionales MIPIM (Cannes), Expo Real (Múnich) y Meeting Point (Barcelona).»

Alberto Campo-Baeza: José María Sánchez García, constructor, profesor y pensador brillante

«Se me pide opinión sobre los nuevos arquitectos españoles, sobre las nuevas generaciones. Siempre he tratado de apoyar la nueva arquitectura española y a los arquitectos más jóvenes. ¿Cómo podría negarme a ello? Así pues, he decidido señalar a un arquitecto que no solo fue un brillante alumno mío, sino que además después estuvo un tiempo como profesor conmigo.

Vino, vio y venció. Así, como Julio César lo hiciera en la batalla de Zela, José María Sánchez García (Don Benito, Badajoz) ha vencido y convencido en el panorama de los arquitectos jóvenes españoles. Y es ahora uno de los más brillantes, si no el que más. Siempre he aconsejado a los mejores estudiantes de Proyectos que cuiden lo que yo llamo las tres patas de la mesa: el construir, la práctica de la Arquitectura; la docencia, el estar en la enseñanza para seguir aprendiendo; y el pensamiento: leer y escribir, dando razones de lo que se hace. Y José María lo ha practicado sobradamente. A sus pocos años, ya es profesor titular de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, ha construido unas pocas obras excepcionales y dirige varias Tesis Doctorales. Constructor, profesor y pensador.

Quizás su obra más conocida y premiada es su intervención en el Templo de Diana en Mérida. El templo que había quedado rodeado por el caserío de la ciudad; con gran sabiduría, nuestro arquitecto lo pone en valor abrazándolo con las distancias adecuadas para que pueda respirar quedando así enmarcado por una construcción nueva a su alrededor. Una sabia operación espacial digna del mejor arquitecto. El resultado es hermosísimo.

También destaco el edificio para la industria de Montajes Eléctricos en Don Benito (Badajoz), un gran cajón de una radicalidad y limpieza ejemplares. Un tema que a casi todos se les escapa, en sus manos alcanza un interés que llega a conmovernos. Y por supuesto, el Centro Internacional de Innovación Deportiva, en el Guijo de Granadilla (Cáceres). La preciosa huella con trazas de corona circular pone en valor ese paisaje con una enorme fuerza y hermosura. Un anillo que ya nunca se nos borrará de la cabeza.»

Iñaki Ábalos: Javier García-Germán, con la mirada en el futuro, y Sofía Blanco Santos, la arquitecta exacta y sutil

«Si pienso en la generación que ha tenido su primera oportunidad de intervenir en la ciudad de Madrid de forma significativa no dudo en señalar a Javier García-Germán (TAAs Totem Arquitectos Asociados, Madrid). Entre otras obras, el edificio recientemente terminado junto a BETA.Ø Architecture Office en la Castellana, justo enfrente de Nuevos Ministerios, es un edificio comercial de oficinas técnicamente impecable y formalmente brillante.

Impecable porque está una generación por delante de lo que hace el mercado, dejando al usuario respirar en un ambiente sano que usa la geotermia y toda la masa del edificio como superficie radiante, sin falsos techos ni demás parafernalia siglo XX. Y figurativamente es brillante, de modo literal: con su doble y caleidoscópica piel de vidrio descompone el cielo madrileño recordando a las instalaciones de Olafur Eliasson, pero aquí escondiendo un análisis paramétrico de la radiación anual sobre el edificio cuyo poder plástico se conjuga con su eficacia térmica. Un paso adelante en la arquitectura termodinámica para una ciudad más sostenible.

Con respecto a los todavía más jóvenes, todos aquellos que han estudiado y destacado fuera de España y que ahora comienzan a mostrar sus primeros destellos, me quedo con Sofía Blanco Santos (Santiago de Compostela). Formada en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid y con un máster de la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard (donde obtuvo los premios más codiciados: el James Templeton Kelley Award y el Faculty Design Award), ha trabajado en Zúrich con Christian Kerez y ha hecho por su cuenta, junto a Caio Barboza, exposiciones memorables en Boston, Los Ángeles y Berlín.

Actualmente ha terminado unos sutiles apartamentos minimalistas en Coroso (A Coruña) y el mismo David Chipperfield le ha encargado diseñar y construir su fantasía gallega de hacerse dueño de un bar con solera, el nuevo Bar do Porto de Corrubedo (A Coruña), al que Sofía ha dado todo el ambiente colorista del original y la delicadeza de alguien que entiende bien la vida local. Dos lecciones distintas de adaptación, ambas exactas y sutiles, que confirman las expectativas creadas.»

Carme Pinós - RipollTizon, sensibilidad y rigor con escala humana

«Conozco a Pep Ripoll y Juan Miguel Tizón (RipollTIzon Estudio de Arquitectura, Palma de Mallorca) desde que eran estudiantes. Les pedí que trabajaran conmigo precisamente por su gran sensibilidad y rigor en todo lo que hacían. Desde entonces han desarrollado una trayectoria coherente y constante no rindiéndose nunca y expresando su entusiasmo por la arquitectura en cada proyecto que han abordado.

Desde su estudio en Palma de Mallorca han continuado investigando sin bajar nunca la guardia frente a las demandas de un mercado local que se presenta en muchas ocasiones tópico y cerrado. Han sabido conectar con la tradición atendiendo a las nuevas necesidades contemporáneas, ya sean vivenciales o formales, con resultados exquisitos recompensados en más de una ocasión con premios. A la vez, no han dejado de participar en concursos internacionales buscando oportunidades para desarrollar todo tipo de programas, lo que les ha permitido investigar y desarrollar nuevos lenguajes.

Si tuviera que definir estos jóvenes arquitectos en pocas palabras diría que son arquitectos de gran sensibilidad formal que jamás olvidan la escala humana en sus proyectos.»

Fernando Menis: LoCa Studio y Nodopía, triunfar desde la ética

«LoCa Studio (Barcelona) surgió en plena crisis y ha centrado la mayor parte de su actividad en la rehabilitación de vivienda –A&A, Can Ghalili, Villa Luisa, Terrats, P(al)au– y en la regeneración urbana (UrbanTeruel, Plan de Usos de Ciutat Vella, Plan Estratégico de Movilidad de Tbilisi). Daniel Lorenzo y Carlota Casanova, fundadores de LoCa, son docentes y llevan la práctica profesional a las aulas y las aulas al estudio en una simbiosis que alimenta su trabajo a través de una constante exploración entre los espacios más íntimos de la vivienda y el interés por lo urbano y lo común.

Por otro lado, Nodopía (Valencia) es un colectivo dinámico donde convergen diferentes equipos de trabajo en función de las necesidades de cada proyecto. Se han centrado principalmente en vivienda, tanto de obra nueva como de reforma (casa en el Cabañal, Casa Maryvilla), lo que no les impide embarcarse en iniciativas de arquitectura social como Digambara Ashram, promovido por la ONG Childsrights para la creación de un orfanato en India. En sus proyectos buscan la optimización de los recursos energéticos disponibles de una manera sostenible, así como la integración en el paisaje o la elección de materiales y oficios tradicionales.

Lo que aprecio especialmente en ambos equipos es la habilidad de ejercer su profesión desde una posición ética, a pesar de las dificultades típicas de los inicios, sumadas a todas las que trajo la reciente crisis económica. Cuentan además con una sólida formación que les confiere soltura para abordar proyectos dispares y distintas escalas.»

Más información