Opinión

Fantasía

Mezclen una producción de lujo, unos protagonistas famosos, unos decorados y unos efectos especiales que fluyen con naturalidad y sin nada que ver con los videojuegos y el resultado es Carnival Row