Pere Navarro: "No podemos ni debemos resignarnos a las cifras de mortalidad"

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha señalado a EL PAÍS que las cifras de fallecidos en las carreteras durante la Semana Santa pasada, con un descenso de casi el 50% con respecto a la media de los últimos años, fueron excepcionales y anormales. "El reto es consolidarlo. Éste es un periodo duro y difícil". Preguntado sobre la posibilidad de que se pueda repetir un balance semejante ha señalado: "Las estadísticas son muy tozudas en este aspecto, y nos vienen a decir que podemos acabar la Semana Santa con unos 50 fallecidos y 300 heridos graves; pero no queremos ni podemos resignarnos a estas cifras, para esto trabajamos".